¿Quién fue el primer japonés en visitar Europa?

La historia ha determinado que Bernardo el japonés fue el primer nipón que llegó a visitar suelo europeo mucho tiempo atrás en el pasado.

Historia del primer japonés en Europa

La historia de la comunidad japonesa en España es larga, habiendo existido muchos ciudadanos nipones que se han sentido atraídos por nuestro país a lo largo de los tiempos. Si hablamos de Europa la cantidad de japoneses que han recalado en este continente es todavía superior. Pero si hablamos del primer japonés que pisó suelo europeo, el nombre que nos viene a la cabeza es el de Bernando el japonés, también conocido como Kagoshima no Berunarudo.

Este converso cristiano del siglo XVI nació en Kagoshima, de ahí su nombre original. Se convirtió en uno de los dos discípulos que tuvo San Francisco Javier, un misionero de Navarra que realizó una gran campaña en la expansión del cristianismo en Asia, sobre todo en Japón. A este misionero se le terminó canonizando y conociendo como el apóstol de las Indias. Tuvo dos discípulos, y como indicamos, Bernardo el japonés fue uno de ellos.

Debido a la relación de fe que tenía con lo que transmitía San Francisco, Bernardo le siguió a través no solo de Japón, sino también de su periplo por la India. Recibió el proceso de bautizo en el año 1549 y en 1551 se marchó a la India. El otro discípulo de San Francisco era Mathias, un japonés que nació en Yamaguchi y que también acompañó al misionero, pero que falleció poco después de llegar a la India.

El destino de Bernardo fue un poco más positivo, dado que sobrevivió a su paso por la India y llegó a alcanzar un estado tan sólido en cuanto a la expansión del cristianismo que San Francisco confió en él para que se marchara a Portugal. El objetivo del misionero era que Bernardo pudiera ver la forma en la que se practicaba el cristianismo en todo su esplendor. A partir de ahí visitó Portugal y también estuvo en España, pasando algunos días en Barcelona. Esto llevó a que fuera el primer japonés, según registros, que visitara Europa.

Llegó a convertirse en una importante figura en Roma que abría el camino a que los japoneses aceptaran la fe cristiana de una forma más precisa. La muerte de Bernardo se produjo en el año 1557, cuando volvió en uno de sus viajes a Portugal. Su historia se convirtió en un momento de relevancia para los japoneses por haber sido el que está considerado primer japonés que visitara Europa, lo que ha terminado teniendo más importancia que el trabajo que realizó por promover el cristianismo.

Vía: WikiPedia

Foto: Dominic Alves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...