¿Quién se ha visto afectado por el ciberataque a Dyn de octubre de 2016?

A finales de octubre de 2016 un grupo de hackers derribó una gran cantidad de servicios disponibles en la red.

Gran ciberataque

Es posible que hace unos días escucharas algo así como “medio Internet está caído” o que cuando intentaras entrar en alguna de tus páginas favoritas no consiguieras hacerlo porque no funcionaba. El motivo no era tu conexión, sino un ciberataque que se perpetró contra Dyn el día 21 de octubre de este año 2016. Desde hacía mucho tiempo no había ocurrido un ataque de este tipo que puso en alerta a todo Internet debido a los riesgos que planteaba.

¿Pero qué ocurrió y quién se vio afectado más allá de los usuarios que no pudieron acceder a páginas y servicios? Los ataques fueron de tipo DoS, que es uno de los más frecuentes que utilizan en la actualidad los hackers para tumbar páginas y servidores de manera insistente. El ataque se ha considerado como masivo, tanto en Estados Unidos como en Europa, y se ha realizado a uno de los pilares de las infraestructuras básicas de Internet. ¿Quiere decir esto que estamos a merced de los hackers y que si ellos quieren pueden derribar la red bajo su voluntad? Es posible que así sea.

Un grupo conocido como New World Hackers fue el que reconoció que había llevado el ataque. Se desconocen los motivos, pero la sospecha principal es que estaban tanteando el terreno para ver hasta qué punto podían salirse con la suya en uno de estos ataques.

Dyn es un proveedor de DNS que se ocupa de trabajar a la hora de que los servicios web estén accesibles para los usuarios. Fue un ataque duro en el que la mayoría de los hackers fueron, según se ha mencionado en prensa, de China y Rusia. Para llevar a cabo esta acción se combinó la infección de multitud de equipos en los que se había instalado el malware Mirei, lo que permitió llevar a cabo la situación de descontrol en la que se vieron sumergidos los responsables de Dyn.

Hubo una gran cantidad de servicios afectados por lo ocurrido, aunque en ningún caso se llegó a alcanzar el dramatismo de “la mitad de Internet” como argumentaron algunos medios. Dejó de funcionar la tienda online Amazon, el servicio de pagos PayPal, Wikia o el servicio Airbnb. También cayeron otras entidades muy reconocibles y utilizadas, como el medio Mashable, el juego The Elder Scrolls Online, la infraestructura de Electronic Arts, la cadena HBO, el servicio de vídeo Netflix, la red de juego PlayStation Network de las consolas de Sony y entre otras webs y servicios, Spotify o Starbucks.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...