¿Qué modelo de negocio están adoptando los periódicos líderes de Estados Unidos?

Periódicos como The Wall Street Journal confirman que la filosofía de la suscripción es buena para el negocio.

periódicos de Estados Unidos

¿Quién iba a decir que con el paso de los años el mundo le daría la razón al The Wall Street Journal? Hace tiempo, cuando los periódicos se pusieron serios con su papel en la red, los máximos representantes de este diario norteamericano dijeron que nunca ofrecerían todos sus contenidos de forma totalmente gratuita. Se les tachó de locos. El mundo se quedaba asombrado por la decisión del periódico de ofrecer sus contenidos bajo suscripción. Los usuarios pensaban que era muy loco que quisieran cobrar por algo que siempre había sido gratis.

Ha pasado el tiempo y poco a poco la crisis del contenido online ha ido llevando a que cada vez haya menos portales de tendencias disponibles de manera libre. El negocio de la publicidad digital ya no es lo que era, ya no se mueven millones y millones sin ningún tipo de control. A medida que han cerrado portales gratuitos o que se han producido incontables despidos, los usuarios han ido recurriendo de nuevo a los periódicos, esas entidades que conocen de otra época y que saben que de una u otra manera se habrán sabido adaptar a Internet.

Y ahora estos periódicos responden de una manera contundente. Lo hacen con formatos de suscripción de una mayor o menor dureza, pero existiendo de forma inevitable. Los tres grandes periódicos de Estados Unidos no ofrecen todo su contenido gratis y de momento las cifras les están dando la razón.

Era el futuro que visualizaba The Wall Street Journal, uno al que se han terminado uniendo también sus dos grandes rivales: New York Times y el Washington Post. Si los tres medios más importantes de todo Estados Unidos adoptan esta estrategia, tiene que significar algo. También lo hacen otros periódicos que juegan en ligas distintas, como Bloomberg. En todos los casos se hace uso de una política diferente que deriva antes o después en que los usuarios tengan que pagar una suscripción. Algunos periódicos permiten, por ejemplo, que se lea determinada cantidad de artículos cada día, mientras que otros dan la opción de leer los contenidos solo en cierta parte para que otros artículos más interesantes queden debajo de la suscripción.

Las estadísticas les dan la razón a estos periódicos porque los ingresos que están obteniendo de las suscripciones ya son superiores a los que obtienen por publicidad digital. Ahora el único problema es saber que los usuarios nunca podrán leer tantos periódicos como hacían antes, porque pocos lectores se plantearán pagar más de una suscripción. Pero esto forma parte del nuevo status quo por el que pasan los contenidos en la red.

Foto: MichaelGaida

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...