Los peligros de Internet

Es indiscutible que Internet constituye una herramienta educativa y lúdica muy interesante. Pero también alberga muchos peligros, especialmente para los menores, más fáciles de engañar. Por ello y para proteger a nuestros hijos, debemos cuidar lo que hacen con el ordenador. Aquí brindamos algunos consejos –informarle de los riesgos, mantener el aparato en un sitio visible, etc- y una web desde la que se puede descargar gratuitamente un programa protector.

Es un hecho evidente que Internet ha revolucionado los medios de comunicación. Es una herramienta muy útil para todo tipo de actividades. Nos ayuda en nuestro trabajo, para informarnos, para leer un buen libro, o para organizar un viaje, entre otras muchas opciones. Igualmente, constituye una extraordinaria ayuda educativa. Pero también alberga algunos riesgos y bastante importantes, especialmente para los menores, más fáciles de engañar.

Sin proponérnoslo, podemos encontrar en la Red páginas pornográficas, otras que incitan a la violencia, muchas que tratan de timarnos e incluso –y éstas quizá sean las más peligrosas- un sin fin de ellas de contactos, donde no es difícil tropezarse con un pedófilo que finge ser un muchacho en busca de amistades.

800px-Woman-typing-on-laptop

Por todo ello, es muy importante controlar el uso que nuestros hijos hacen de Internet. Para ello, brindaremos algunos consejos que pueden sernos de utilidad. Como norma general, es esencial hablar con nuestro hijo de forma abierta y positiva. No se trata de imponer –aunque, si es necesario, debe hacerse-, sino de explicarle que la Red es un medio abierto a todo el mundo y, por ello, facilitar informaciones a través de ella conlleva muchos riesgos.

También es conveniente que se convenza de que las personas con las que chatea no siempre son quién dicen ser, ya que es muy fácil esconderse tras un ‘nick’. En este sentido, una regla de oro es que se mantenga en el anonimato, pues nunca se sabe quién puede estar al otro lado.



Pese a estos consejos, es recomendable que sólo navegue cuando haya un adulto en casa y que tenga el ordenador en un sitio visible –no en su habitación- y con la pantalla también a la vista. En este sentido, es conveniente que nos mantengamos informados de las novedades tecnológicas. No es necesario ser un experto, sino tener un nivel de conocimiento similar al de nuestro hijo. Es importante que sepa que podemos controlar lo que hace en su ordenador. Y si lo hacemos, no hay nada malo en ello, estamos tratando de protegerlo.

Por último, la propia Red nos ofrece alternativas para cuidar los contenidos que ven nuestros hijos. La Asociación Española de Pediatría y Microsoft han creado un programa denominado ‘Windows Live One-Care Protección Infantil’ que permite limitar las búsquedas, bloquear el acceso a determinadas páginas y decidir con quién puede o no comunicarse, además de supervisar los sitios que visita. Este programa puede descargarse gratuitamente en la web www.protegeatushijos.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...