Los buscadores de Google

Repasamos los buscadores temáticos de Google, además de los comandos y otras opciones del buscador más usado, que nos permiten mejorar y refinar nuestras búsquedas en la web. Consejos para mejorar nuestras búsquedas en Google.

En nuestro anterior artículo, nos detuvimos principalmente en cómo utilizar los comandos de Google para perfeccionar nuestras búsquedas en la web. Ahora veamos las muchas otras opciones que el buscador nos brinda. Como sabemos, Google nos ofrece un servicio de email gratuito (GMail), un lector de feed RSS, espacio para montar nuestro propio blog en “Blogger”, un sistema de publicidad que se vincula entre AdWords y AdSense, Google Earth, y muchas otras opciones, que no abordaremos ya que son servicios cuyo fin no es el de la buscar en Internet.

Desde el buscador web (la portada principal de Google), podemos –como ya vimos- acceder a sólo búsqueda de imágenes, que también cuenta con un servicio de búsqueda avanzada, pudiendo seleccionar el tamaño de las imágenes a buscar, el formato de las mismas o el color. El servicio de Noticias de Google (que nos muestra las principales noticias del día de los principales medios online, y los organiza por temática), también nos permite realizar una búsqueda sólo en las noticias. Así, si queremos buscar información sobre, por ejemplo, “células y ADN”, al realizarlo aquí obtendremos las últimas noticias publicadas sobre el tema, mientras que la misma búsqueda en el buscador de la web, nos ofrecerá indiscriminadamente tanto noticias de actualidad, como información de referencia, estudios, y otros tipos de contenido.

Una opción muy conveniente, cuando estamos siguiendo un tema puntual, es suscribirnos a las Alertas de Google (en la portada de Google News o siguiendo el link en “Más” y luego Alertas). Crear una alerta es muy sencillo, simplemente ingresamos los términos que nos interesan (puede ser “Champions League” o “desaparición dinosaurios”), ingresamos nuestra dirección de email, qué tipo de búsqueda queremos realizar (las opciones son 4: en la web, en noticias, en grupos de Google, o exhaustiva –que abarca las tres opciones anteriores), y por último elegimos la periodicidad con que queremos que se nos avise. Puede ser “cuando se produzca”, “una vez al día” o “una vez a la semana”. Según la periodicidad elegida, recibiremos un mensaje en nuestra casilla de email, donde se nos avisará de nuevos sitios web, nuevos contenidos o nuevas noticias sobre ese tema puntual especificado. Este servicio, a mi gusto, es uno de los mejores (en lo que respecta a búsquedas) que brinda la empresa creada por Larry Page y Sergey Brin.



Otras “búsquedas especiales” (por llamarlas de alguna manera), son las de blogs, de libros o de videos. El buscador de blogs de Google funciona similar al buscador web, salvo que en los resultados sólo encontraremos weblogs o bitácoras, quedando excluido cualquier otro tipo de sitio web (portal, foro, diario digital, etc.)

En el caso del buscador de videos, la búsqueda es realizada sólo entre las redes sociales que permiten subir y compartir videos, como Youtube, Metacafe o el propio Google Video, entre varias otras redes. En los resultados podemos ver directamente el video buscado, y ordenar los resultados por fecha de publicación, por popularidad, o por pertinencia con los términos ingresados.

Por su parte, el buscador de libros tiene un funcionamiento un tanto distinto. Para comenzar, lo usamos como un buscador cualquiera, simplemente ingresamos los términos a buscar, y como resultado obtendremos un listado de libros que contienen ya sea en el título o en su texto la frase o palabras ingresadas.

Al hacer clic sobre algunos de los libros del resultado, accedemos a los datos editoriales del libro en cuestión y algunas páginas o la tapa escaneada, como referencia. En los casos que se trate de un libro en dominio público, se nos proveerá el enlace al libro para poder leerlo, sino se nos presentan links a librerías online, o a bibliotecas que poseen dicho libro.

El buscador Académico (scholar) nos permite buscar contenidos de índole académico. Es una herramienta verdaderamente muy poderosa. Ofrece como resultados papers, documentos, conferencias, investigaciones, sobre los temas que busquemos. Podemos ingresar un tema específico, o buscar artículos de determinados autores ingresando el comando autor:”nombre del autor”, por ejemplo autor:”a. einstein” (con comillas si dejamos espacio) o autor:einstein (sin la inicial del nombre y sin espacios).

En los resultados encontraremos el enlace al artículo de investigación (o a un resumen de él), un link a otros trabajos que citan este artículo, un link a otros artículos relacionados con la temática, y un link a la misma búsqueda pero en toda la web, entre otras opciones.

Jugando un poco con el buscador podemos forzarlo a que no realice simplemente búsquedas, y utilizar lo que denominan “Capacidades especiales de Google”. Por ejemplo, podemos realizar fórmulas matemáticas. Si –por ejemplo- escribimos una suma en el cuadro de búsqueda, Google nos dará el resultado de la operación, y no enlaces a sitios web. La Calculadora de Google se puede utilizar con preguntas, como ¿cuántas millas son 1 kilómetro?, o solicitarle convertir 3 minutos a segundos.

También podemos realizarle cualquier otra pregunta concreta: ¿cual es la moneda de Tailandia?, o ¿cual es la población de Madagascar?, lo primero que veremos es la respuesta a nuestra pregunta (Bath, en el primer caso; 17.501.871 de personas, en el segundo). Este es un servicio nuevo, en pruebas. Según informan se puede realizar cualquier pregunta sobre un hecho concreto, y la respuesta será acompañada con el link a las fuentes de donde Google toma la información. Sin embargo, si le preguntamos “¿Quién es Steven Spielberg?”, sólo nos otorga los resultados comunes. Evidentemente este servicio se encuentra en su versión beta, y probablemente en breve esté funcionando correctamente.

Otra función de similares características es la vinculada a las monedas y divisas, por ejemplo, podemos solicitar convertir 1 dólar a euro. El resultado será la cotización del día. Podemos ingresar el monto y el código ISO de la moneda (esto es para dólar USD, para euro EUR, etc, ingresaríamos 1 USD a EUR) o directamente su nombre sino conocemos el código ISO (MXN o pesos mexicanos; NOK es la corona noruega, etc, ingresaríamos 1 peso mexicano a corona noruega), y click al botón “enter” o a “buscar”.

Por último (aunque aquí no acaba el Universo Google), otro servicio seguramente ya conocido es el de traducción. Google nos permite tanto traducir algún texto o palabra entre diferentes idiomas, o directamente traducir una web entera, ingresando su URL. Esto debemos hacerlo yendo al Traductor, al que accedemos (como a la mayoría de los servicios extras) desde el link “Más” y “Todavía más…” arriba en la portada. Sobre este servicio de traducción ya hemos hablado en algún otro artículo referente a idiomas en la web, y como en aquella oportunidad ahora también señalamos que la traducción de párrafos o web enteras no nos brindará una traducción gramaticalmente correcta (la redacción suele tener algunos errores o pequeñas incongruencias), pero que sin dudas nos ayudará a entender mejor el contenido de ese otro sitio en otro idioma.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...