¿Cómo no sufrir estrés en Internet?

Si usamos Internet con poco cuidado podemos llevar a sufrir un alto nivel de estrés que nos afecte al resto del tiempo en nuestro día a día.

Estrés en Internet

Hay personas que se conectan a Internet y, de inmediato, comienzan a sufrir un alto nivel de estrés. No es que se les recomiende no conectarse a la red, porque en ocasiones es inevitable, pero sí es bueno hacerles algunas recomendaciones acerca de qué no deberían hacer.

Para comenzar es importante que valoremos que Internet es Internet y que no deberíamos dejarnos llevar por discusiones interminables y por enfados o discusiones que se produzcan en la red. No es que no sean reales, sino que debemos saber mantenernos alejados del alto nivel de debate que se puede producir en foros o comentarios de todo tipo de páginas y redes sociales. Si algo nos obsesiona en la red y pasamos horas y horas acabaremos sufriendo un gran nivel de estrés debido a ello.

También es importante que no usemos nuestra información real salvo en aquellos momentos en los que sea lógico y necesario hacerlo. Cuantas menos opciones podamos dar de unir el mundo exterior con el que vivimos en la red, mejor saldremos parados y menos obstáculos nos encontraremos. Lo mismo podemos decir de la importancia de no conectarnos a Internet desde un lugar que no sea nuestra residencia habitual, como el colegio o el trabajo.

Por otro lado, no olvides que es mejor no publicar contenidos que se salgan de lo políticamente correcto. Ni obscenidades, ni contenidos malsonantes, ni nada que nos pueda dar problemas. No se trata de cohibir la libertad de expresión, sino de expresarnos de una manera consecuente con la forma en la que nos comportamos en la realidad cuando hablamos con alguien a quien no conocemos. También debéis no utilizar direcciones de correo electrónico falsas, por mucho que las podáis crear en pocos minutos de forma sencilla. Si evitáis estos correos electrónicos gratuitos es más que probable que mantengáis el ordenador limpio y que así tampoco derivéis en problemas relacionados de ello.

Si estamos muy enganchados a Internet y no encontramos una forma de dejar de actualizar las páginas donde estamos conectados (pulsando F5 a lo loco), es bueno que nos estipulemos un horario de acceso a la red. Si conseguimos conectarnos a la red solo en un horario reducido y limitado, seguro que poco a poco iremos notando cómo rebaja nuestro nivel de estrés y de adicción. Todo esfuerzo es poco para que tratemos de disfrutar de un tiempo en Internet que no esté marcado por el estrés.

Foto: stokpic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...