Como encontrar la mejores páginas en Internet

Internet ha supuesto una extraordinaria fuente de información de todo tipo para los usuarios. Sin embargo, a veces, precisamente por la gran cantidad de posibilidades que nos brinda, resulta difícil depurar las páginas web que realmente nos interesan. Aquí explicamos unos sencillos trucos para hacerlo.

La Red se ha convertido en una amplísima fuente esencial de información para los usuarios. Desde asuntos de actualidad hasta documentación para realizar un trabajo científico pasando por contenidos lúdicos, todo puede encontrase en ella.

Sin embargo, en sus mismas dimensiones podemos encontrarnos a veces con un problema, ya que la enorme cantidad de posibilidades que nos brinda provoca que las páginas realmente interesantes para la tarea que nos ocupa queden difuminadas entre otras muchas cuya información es trivial.

Foto de unos usuarios de Internet

Usuarios de Internet en un cibercentro

Por ello, es importante saber buscar entre tanta oferta. Pero, si sabemos utilizar las palabras adecuadas y también algunos sencillos trucos, podemos limitar nuestro campo de búsqueda y hacerla así más eficaz.

Como norma general, debemos tener en cuenta que, cuantos más datos proporcionemos al buscador y más concretos sean éstos, más fácil nos resultará obtener la información que deseamos. Por ello, si sabemos la dirección exacta de un contenido, lo mejor es introducirla directamente en el citado buscador.

Pero, además, podemos hacer otras cosas. Así, evitar las palabras más comunes y las conjunciones o nexos del tipo ‘y’ o ‘de’ –salvo que busquemos el título de una obra-, utilizando tan sólo sustantivos y adjetivos unidos por el signo más. Y, si estas palabras no nos proporcionan la información, usar sinónimos alternativos.

Asímismo, la búsqueda debe ser lo más concreta posible y ello se consigue a través de palabras clave. Si, por ejemplo, precisamos información sobre poesía francesa del Romanticismo, no debemos pedir solamente ‘poesía’ sino que tenemos que poner ‘poesía + francesa + Romanticismo’. Incluso, si deseamos excluir a algún contenido, podemos también añadirlo en nuestra petición tras el signo menos.

O, si buscamos información sobre el trabajo de una persona determinada, es recomendable poner su nombre entre comillas, ya que, de lo contrario, nos aparecerán otras que tengan el mismo apellido. Si queremos saber sobre el trabajo de Albert Einstein, pondremos “Albert Einstein” y así evitaremos que nos aparezcan otras personas que se apelliden igual.

Otro truco interesante es utilizar los buscadores internos de determinadas páginas web. Por ejemplo, si –continuando con el ejemplo anterior- necesitamos información sobre algún tema literario, podemos ir a la página del Instituto Cervantes y, una vez allí, pedir lo que nos interesa.

Por último, otro recurso es usar varios buscadores a la vez. En la parte derecha de la barra de herramientas de Internet Explorer, por ejemplo, tenemos la posibilidad de escoger entre los más populares de aquéllos e incluso añadir alguno de nuestra conveniencia.

Fuente: Wikihow.

Foto: Usuarios de Internet: Striatic en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...