¿Cómo personalizar la bandeja de entrada de GMail?

En cuatro sencillos pasos se puede modificar la bandeja de entrada de GMail.

GMail

¿Quieres cambiar el fondo de tu bandeja de entrada de GMail y no sabes cómo? Es muy sencillo tan sólo has de estar atento y seguir estos cuatro pasos. Sí, sí, cuatro pasos y recibir tus correos dejará de ser un suplicio. Obviamente, existe la posibilidad de usar un tema personalizado para Gmail con el que darás un toque más personal a tu correo electrónico de Google. Una idea original, personalizada y exclusiva para tus correos de GMail.

Lo primero es acceder al menú de tareas. Para ello es necesario entrar al buzón de Gmail y hacer click en la parte derecha de arriba, en la rueda dentada. Luego, es muy sencillo, tan sólo se ha de seleccionar la opción de Temas en el menú despegable.

El segundo paso es elegir el tema personalizado que uno quiere. Dentro de la selección de Temas hay varias colecciones: temas clásicos, de colores, de alta definición o temas personalizados (claro u oscuro). La diferencia entre uno y otro son las transparencias usadas en el interfaz de Gmail sobre la imagen de fondo.

El tercer paso consiste en subir fotografías para añadirlas como fotografía principal, que puede llegar de varios sitios diferentes: de fotografías ‘destacadas’ (las recomendadas por Google); de ‘mis fotos’, (las que tengas en el perfil de Google+ o en tu blog de Blogger), de las ‘fotos del móvil’ (imágenes que subes a través de tu Smartphone) o una fotografía que tengas en tu disco duro.

Eso sí, el tamaño de la imagen recomendada por Google tiene que ser superior a 2.560 por 1.920 píxeles para que el resultado sea óptimo. Cuando tengas seleccionada la fotografía, tan sólo hay que darle al botón seleccionar y tu nuevo Gmail estará casi listo.

Por último, el cuarto paso es comprobar el resultado de la personalización del correo de Gmail, ya que no existe una previsualización. De tal forma, que la única forma de comprobar el resultado es acudir a la bandeja de entrada y comprobar si te gusta la personalización. En el caso que no acabes satisfecha con el resultado, vuelve al menú de Temas y haz click en ‘cambiar la imagen de fondo’.

En tan sólo cuatro pasos, nuestra bandeja de entrada de Gmail parece otra completamente diferente. Puedes utilizar las imágenes predeterminadas de Google o darle un aspecto más personalizado con fotografías tuyas. Aunque personalices tu bandeja de Gmail, los correos se siguen viendo igual de bien. Con estos cuatro pasos se crea un buzón más personalizado, clásico, neutro o más llamativo, ¿Qué eliges tú?

FOTO/ Valentyna Sagan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...