¿Cómo cocinar gracias a Internet?

Internet pone a nuestra disposición todo tipo de guías y recetas con las que podemos preparar platos muy complicados si tenemos interés en lograrlo.

Mujer cocinando

En los últimos años miles de personas le han perdido el miedo a la cocina. Ya no nos encontramos en ese tipo de situaciones en las que tenemos un fuego y una serie de ingredientes para cocinar algo de lo que no hemos oído hablar en la vida. Ahora no tenemos que ver la televisión para escuchar a los chefs preparar sus recetas más complicadas. Como alternativa contamos con Internet.

Internet es un amplio océano de recetas, de vídeos y de ayudas en las que podemos confiar cuando necesitamos preparar un plato. Tenemos recetas en texto, en vídeo o en sonido. Hay mil variantes de las que es posible sacar provecho. ¿Pero por dónde empezar y cómo hacerlo? Lo fundamental es que tengamos muy claro que nuestro nivel de habilidad es posible que no esté a la altura de lo que vemos en los vídeos. Nosotros tenemos que conocer los límites que tenemos y nuestros puntos fuertes. Por eso, cuando buscamos una receta determinada, es recomendable que tengamos varias guías en las que confiar.

Si hablamos de vídeos, que ahora mismo es el proceso más claro, es bueno ver varias preparaciones y comprobar cuál de ellas encaja más con lo que nosotros visualizamos que podemos hacer. Si una de las recetas incluye procesos complicados de cocina que desconocemos, obviamente tendremos que desechar ese vídeo.

La reproducción de varias de las opciones nos llevará a que conozcamos más del proceso de preparación y que, sobre todo, comprobemos si tenemos los ingredientes necesarios y las herramientas de cocina. En algunos casos nos encontraremos con que las recetas que nos proponen algunos cocineros son demasiado complejas, incorporando elementos añadidos a los que usan otras de las alternativas. Si buscamos sencillez quizá nos interese más optar por la receta básica y dejar de lado las complicadas, porque al fin y al cabo tampoco somos expertos en cocina.

Tengamos mucha calma y reproduzcamos el vídeo que más nos haya convencido una o dos veces e incluso tres si así lo necesitamos. Después otra reproducción nos permitirá, parándola en los momentos clave, ir realizando cada paso de forma pausada. Si al final obtenemos un buen resultado no estaría de más agradecer el esfuerzo a la persona que haya publicado el vídeo que hemos utilizado finalmente como guía. Internet, como decimos, puede ser un gran apoyo para cocinar, pero el proceso puede ser más exigente de lo que imaginamos.

Foto: JESHOOTS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...