[Vídeo] ¿Por qué los empleados de un Burger King rompen los cristales del local?

Así queda un local de la cadena de restaurantes Burger King después de que su encargado sea víctima de una broma.


Nos vais a permitir que digamos, así de forma sincera y estupefacta (es-tu-pe-facta) un tremendo «¡ostras!». ¿Pero qué carajo estamos viendo y por qué lo estamos viendo? La grabación está hecha en vertical (a ver niños, que no grabéis vídeos en vertical, por el amor del cielo) y nos muestra cómo el grupo de empleados de un restaurante Burger King rompe todos los cristales del local (y no es precisamente un local de 20 metros).

Suponemos que queréis saber la historia. Pues en este caso tiene tela. Resulta que alguien estaba en casa aburrido (o no en casa) y quería gastar una broma telefónica. Todos conocemos las bromas que gasta Bart Simpson a Moe cuando está aburrido. Le pregunta por personas absurdas con nombres y apellidos ridículos que nos producen la carcajada. Pero esto se sale de lo que podemos entender como una «broma inocente».

Lo que le dice el bromista al encargado del Burger King es que es de la compañía del gas y que han detectado una fuga, una urgencia que necesita tomar medidas urgentes. A la vista de la situación lo que les pide a los empleados es que rompan los cristales del local para que así la fuga de gas pueda disiparse y que no se produzca ningún incidente.

Lógicamente, el vídeo es viral con más de 700 mil reproducciones. A nosotros nos parece una pasada y un dato a tener en cuenta para que nadie caiga en este tipo de bromas. También hay que añadir que el bromista se ha pasado bastante. Es una de esas bromas que piensas «si sale bien…», porque si sale bien puede ser un gran caos, aunque hay tan pocas posibilidades de que salga bien que al final no te lo planteas. Pero sí, en esta ocasión le salió bien y el resultado fue demoledor.

La prensa ha hablado de ello, pero nos queda saber cuáles han sido las consecuencias de lo sucedido después. Porque no sabemos si el seguro se hará cargo de esto teniendo en cuenta cuál es el origen de los destrozos. Tampoco tenemos muy claro si los empleados se lo pensaron dos veces o si estaban tan hartos de su trabajo que ni lo dudaron cuando el encargado les dijo algo así como «creo que tenemos que romper los cristales del restaurante». En el vídeo no se les ve muy apenados por lo que están haciendo, sino más bien todo lo contrario.

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...