¿De dónde proviene la palabra “paparazzi”?

Paparazzi proviene de la palabra abruza almeja

dolce vitta

A estas alturas, parece imposible pensar que la prensa rosa no existió desde siempre. Estamos tan acostumbrados a encender la televisión y ver como escudriñan, sin piedad, la vida de algunos personajes famosos. También la mayoría de revistas se dedican a ello, sacando fotografías de gente conocida haciendo cualquier cosa, desde ir a pasear al perro hasta tomar el sol en la playa, y si sale desfavorecido, mucho mejor.

Es indudable que si existen es porque se venden, y es que, al fin y al cabo, todos somos un poco “boyeurs”. Pues bien, el auge de las revistas de escándalos, que es como se denominaban al principio, comenzó a tomar fuerza en los años 50, gracias a la mejora de las cámaras fotográficas. Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes perfeccionaron los teleobjetivos, capaces de aproximarse muchísimo al enemigo para espiarlo. Estos teleobjetivos terminaron siendo una herramienta indispensable para los fotógrafos que querían sorprender a la gente en su vida privada.

En 1960, la conocida película “La dolce vitta”, dirigida por Federico Fellini y ambientada en Roma, se hace eco de este nuevo tipo de periodistas ávidos de historias de amor y chismorreos. El filme narra las aventuras y desventuras de un periodista, a quien da vida Marcello Mastroiani, que se inmiscuye de llevo en las altas esferas italianas, llegando a entrar en sus locas fiestas, sólo accesibles a la élite. Suele acompañar al guapísimo Matroiani un reportero fotográfico únicamente preocupado por tomar la mejor y más  comprometida instantánea. Su apellido, y nombre por el que es conocido por todos es: Paparazzo. De aquí la palabra paparazzi.

Ennio Flajano, co-guionista de la película, fue quien sugirió a Fellini este nombre. La traducción de paparazzo en el dialecto de los Abruzos es almeja. El artista comparó la facilidad de este molusco para abrir y cerrar su concha con la destreza con la que los fotógrafos utilizan su cámara fotográfica para tomar instantáneas de los famosos.

Desde entonces, este tipo de periodistas gráficos son conocidos como paparazzis. También desde entonces han proliferado de manera descomunal y, con los años, esta prensa cuenta con millones de lectores en todo el mundo. Precisamente, el neoyorquino Woody Allen quiso hacer un guiño a esta profesión en el mismo lugar en el que se acuñó por primera vez este término.

Así, en su película de 2012, “A roma con amor”, uno de sus protagonistas, Roberto Benigni, se convierte por sorpresa en un personaje famoso y es acosado por centenares de periodistas que se preocupan por temas tan intrascendentes como qué ha desayunado esa mañana, con qué mano prefiere rascarse la cabeza, o qué tipo de calzoncillos suele usar.

Foto: iberialineasaereas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...