¿Cómo perder peso según Homer Simpson?

Homer Simpson no ha tenido éxito en su dieta, pero no por ello quiere dejar de compartir algunos consejos con todos sus seguidores.

Perder perso con consejos de Homer Simpson

Ahora que nos acercamos a la navidad cada vez con más velocidad comienza a ser importante que tengamos en cuenta que no deberíamos desmadrarnos por mucho que llegue el tiempo de usar mucha ropa y de enseñar menos cuerpo. El verano ya pasó, pero no significa que podamos perder la línea. Si nos queremos poner a dieta, unos consejos proporcionados por Homer Simpson nunca vienen mal. El famoso personaje de animación es una estrella en lo referente a probar dietas, aunque pocas le han funcionado.

A continuación os traemos algunos consejos de los que Homer Simpson ya ha hecho uso en el pasado y que quizá a vosotros os resultan un poco más útiles que a él. Cuando llegue la noche y te pique el gusanillo no vayas a la nevera, sino que busca una distracción que te haga evitar pensar en la comida. También es importante que te ajustes a tu presupuesto. Si solo tienes x dinero para la comida diaria, no te lo gastes en cosas que no debas, sino que compra lo necesario y a ser posible lo más sano.

En el caso de tener una vida muy ajetreada por motivos de trabajo y no poder ponernos en forma, lo mejor será que te hagas un calendario de todo lo que comerás y cenarás a lo largo de los próximos siete días. Esta es una manera de evitar tentaciones cuando llega la hora de comer y no sabemos qué podemos prepararnos. Si haces deporte, hazlo a tu ritmo, no te presiones mucho.

Cuando tengas hambre hazte una pregunta y descubre si tienes hambre o si es tu estómago quien parece tener hambre. No son cosas iguales. Come muchas proteínas. Come más verduras e intenta no consumir dulces más de la cuenta. Pero si un día tienes un antojo muy fuerte será mejor que lo cumplas. Homer lo hace de forma constante, no sigas su ejemplo en este aspecto.

Los snacks y los dulces no deberían estar en la cama, déjalos en el armario o en la cocina. Recuerda que es bueno que un día a la semana hagas ilegalidades con la comida. No lo hagas dos veces, o tres, o cuatro… porque acabarás como Homer. Intenta imaginarte cómo te gustaría verte, pero no le eches demasiada imaginación. Tampoco seas autocrítico en exceso. En definitiva, se fiel a ti mismo y a tus intenciones, pero no comas rosquillas cada vez que llegues a la oficina, o a la central nuclear.

Vía: Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...