A vueltas con la vida extraterrestre

El tema de la vida extraterrestre ha hecho correr ríos de tinta. Se puede creer en ella o no. Lo que no es normal es asegurar haber calculado exactamente el número de civilizaciones alienígenas que existen u otras lindezas semejantes.

Casi todo el mundo se ha preguntado alguna vez por la existencia de vida extraterrestre. Resulta, indudablemente, un tema fascinante para cualquier persona la posibilidad de que pueda haber vida en otros planetas.

Algunos, más racionalistas, creen que no existe y esgrimen como prueba que jamás nadie ha visto ni ha entrado en contacto con un extraterrestre –excepto algún excéntrico de esos que se prodigan en las televisiones-. Ni siquiera se ha recibido ningún tipo de señal desde el espacio.

Foto de un mural que representa a extraterrestres

Imagen del mural del museo Aramara, en Tepic, que representa a unos alienígenas

Otros, más dados a la duda, piensan que, si existe vida en la Tierra, ¿por qué no la va a haber en otro u otros planetas o estrellas?, habida cuenta, además, del gran número de ellos que hemos descubierto y de los que aún desconocemos.

Hasta aquí, todo es normal. Lo que ya no lo es tanto es que haya supuestos científicos que, sin duda por estar ociosos, aseguran haber calculado el número de civilizaciones extraterrestres perdidas por ahí y que nos son desconocidas.

Uno de estos personajes es Frank Drake, quién, ni corto ni perezoso, afirma haber hallado exactamente, por medio de una ecuación creada por él, la cantidad de estas civilizaciones que hay diseminadas por el Universo. Según él, son diez mil, ni una más ni una menos. Lo que no explica este sabio es como fue capaz de resolver su ecuación si ninguna de las variables que ésta contiene es conocida.

El físico italiano Enrico Fermi, Premio Nóbel en 1938 y que, sin duda, debía ser un cachondo, respondía a sus colegas cuando le hablaban de vida extraterrestre con otra pregunta: “¿Y a dónde se fueron todos?”. De hecho, para ahondar más en la vanidad de aquéllos, propuso una conocida paradoja que contrapone las elevadas posibilidades de que exista vida fuera de la Tierra con el hecho de que no haya ninguna evidencia que lo pruebe.

Por otra parte, el genial físico Stephen Hawking, que actualmente parece haber cambiado las certezas empíricas de la Ciencia por asertos tan escasamente científicos como ‘seguro que esto’ o ‘casi seguro que lo otro’, ha señalado no hace mucho que es “casi seguro que los extraterrestres existan”.

Pero, probablemente, la palma se la lleve un profesor de filosofía británico, Nick Bostrom que, sin duda tras haberse trajinado un par de whiskies, apunta que, quizá, los humanos vivamos en una realidad virtual creada por seres de intelecto superior. Si Aristóteles viera en que se ha convertido su profesión, se haría camarero.

Fuente: BBC Noticias.
Foto: ExtraterrestresChristian Frausto Bernal en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...