Valencia, una ciudad histórica por descubrir

Valencia es una de las ciudades más antiguas de España y un refugio cultural realmente impactante, incluso hasta nuestros días. Hoy conoceremos sólo una pincelada de todo lo que tiene para ofrecernos, comenzando por su Catedral de estilo gótico-valenciano.

valencia catedral

Hablar de Valencia es hablar de Historia de España, siendo una de las ciudades más antiguas del país. Fundada por colonos romanos en el año 138 a.C. bajo el nombre de Valentia Edetanorum cuando el Cónsul era Décimo Junio Bruto Galaico, se convirtió rápidamente en un enclave de vital importancia para el imperio al ser un punto estratégico junto al mar, siendo un punto de paso entre Bética y Roma por la Vía Augusta.

Esto permite que las rutas en Valencia sean muy reconfortantes en cuanto a cultura y conocimiento de un país extremadamente rico históricamente hablando. Dominada por romanos, visigodos y musulmanes, pasando por la Edad de Oro valenciana en el siglo XV, Valencia esconde mucho más que la futurista ciudad de las Artes y las Ciencias.

No debemos olvidar que Valencia aún es un enorme refugio cultural siendo en la actualidad el segundo centro de producción y difusión de tebeos, superada sólo por Barcelona pero bastante por encima de Madrid. Pero independientemente de ello, los museos son uno de sus principales atractivos, guardando entre sus calles más de 50 centros donde podremos descubrir diferentes aspectos de la ciudad, siendo uno de los más importantes el Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Sutuarias González Martí, que ofrece la colección más importante de España y una de las más completas de Europa.

La Catedral de Valencia, dedicada a Santa María y fundada por Jaime I, es una gran obra de arquitectura del gótico valenciano, y como curiosidad, fue construida sobre la mezquita de Balansiya, la que a su vez, se construyó sobre una catedral visigótica de la que aún quedan vestigios.

En su interior, podremos apreciar grandes pinturas del quattrocento, las que llegaron a la ciudad gracias a la petición realizada por Rodrigo Borgia, el Papa Alejandro VI, quien a su vez consiguió que el Papa Inocencio VIII le otorgase el rango de Metropolitana. El Miguelete, su torre campanario, es quizá uno de los elementos más representativos de la catedral y de Valencia, cuya construcción se inició en el año 1381 y se finalizó en 1429.

Entre las calles valencianas, podremos encontrar también la iglesia de Santa Catalina Mártir, la cual se erigió sobre una mezquita anterior y tiene como característica principal el ser la única iglesia gótica de la ciudad que tiene una girola en la cabecera.

Esta es sólo una pincelada de lo que tiene Valencia para ofrecernos, pero no hemos comentado ni un 1% de todo lo que tiene para nosotros, algo que conoceremos en futuras publicaciones.

Imagen: Rastrojo en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...