Teosofía, ocultismo y espiritismo, sus diferencias

El ocultismo, la teosofía y el espiritismo muchas veces se cree que van de la mano, debido a que varias veces han estado íntimamente ligadas entre sí. Pero aquí desmitificaremos esto y daremos las definiciones de cada una de ellas como sus diferencias, ya que de aquí saldrán cientos de artículos relacionados de diversos acontecimientos sucedidos a lo largo de la historia.

A lo largo de estos posts hablaremos mucho sobre Ocultismo, Espiritismo y Teosofía, y creo sería clave comenzar a definir estos términos para no caer en confusiones en el futuro. Pero estos tres términos son mucho más sencillos de explicar si nos basamos en la Teosofía, y sobre todo estrechamente vinculada a la Sociedad Teosófica.

Esta sociedad fue fundada por 16 teósofos, pero de todos ellos destacaremos a una persona, Helena Petrovna Hahn, más conocida por todos como Madame Blavatsky (foto), apellido que heredó de su primer esposo, quien fue la principal promotora de la teosofía a nivel mundial y más luego de la publicación de sus célebres libros, «La Doctrina Secreta» e «Isis sin Velo«, pero de ellos nos ocuparemos en otra oportunidad, al igual que de la biografía de Blavatsky.

Ahora es tiempo de comenzar la diferenciación y lo primero a decir es que la teosofía procura propagar el ideal de fraternidad, tanto desde lo teórico como desde la práctica. Lógicamente que esto ha sido dudado siempre debido al estrecho lazo que los une con el ocultismo y el espiritismo, pero en realidad adoptan signos de todas las vertientes religiosas y de prácticas de magia, por así denominarlo.

Y aquí haremos una primera parada, para diferenciar la teosofía con el ocultismo, y un ocultista no es tal si no es un buen teósofo, ya que en este caso sería directamente un brujo negro de todas formas. En cambio un teósofo puede no ser ocultista, pero en el caso de serlo, sería un brujo denominado blanco, ya que sabría como realizar prácticas en pro de hacer el bien.



Aunque claro, existen ocultistas teósofos que escogen hacer el mal, pero serían brujos negros conscientes de ello, no inconscientes como se los denomina a los que no son teósofos. Ahora, ¿qué comprende el ocultismo? Pues la respuesta a esto es bastante extensa pero aquí irán los puntos principales.

El ocultismo se basa en las ciencias medievales dedicadas a las cualidades ocultas de los poderes sobrenaturales, que escapan al poder del simple mortal. Algunas de ellas son la Alquimia, la Necromancia, la Astrología o la magia, y un ocultista es capaz de realizar o bien una de estas acciones, o todas, dependiendo la capacidad y el don de cada uno.

Pero no es un camino muy sencillo de transitar, y se necesita una preparación muy especial para no caer en la magia negra, ya que siempre se ha buscado hacer el bien con ellos. Claro que la intelectualidad duda de la existencia de estas ciencias ocultas como restos de supersticiones, pero lo cierto es que existen muchos fenómenos que no se pueden explicar con ciencia, y que sí los explica el ocultismo.

Pero no solo se diferencia del ocultismo, sino que también lo hace del espiritismo, una ciencia paranormal la cual no tiene casi ningún lazo con la teosofía, ya que mediante médium, el espiritismo se comunica con los fantasmas de los muertos, algo que salvo rara vez, la teosofía niega que pueda suceder, sino que esas comunicaciones se dan con un espíritu universal, e incluso acusan a los espiritistas de realizar engaños con sus supuestas comunicaciones.

Pero claro, no olvidemos que todo esto tiene un trasfondo religioso en gran medida, aunque basado en todas las religiones. Es como si se fueran comprendidas todas las mismas, y se hubiera creado una doctrina compartida, donde vemos mezclas sobre todo, judías, budistas e hindúes, más que las otras. Aunque lógicamente, ser teósofo no quiere decir una religión.

Por supuesto, la teosofía es una serie de doctrinas que pueden ser compartidas tanto por un musulmán como por un católico o un budista, sin excepciones. Lo único es que deben aceptar ciertos principios básicos generales, que un religioso cerrado sería incapaz de creer, pero después, todos son bienvenidos.

Así que la mejor definición de teosofía sería una doctrina esotérica que hace especial hincapié en que todas las religiones procuran acercar al hombre hacia lo divino, por lo tanto, cada una de ellas esconde una parte de la definición general o universal, y si logramos encadenarlas, tendremos la verdad universal.

Por su parte el ocultismo se basa en conocer una serie de secretos, que una vez develados nos permitirá manipular la naturaleza a nuestro agrado, tal es el caso de la Alquimia que nos daría la potestad de transformar el plomo en oro. Es el pleno desarrollo de los poderes del ser humano, y por estos dos motivos, es el estudio de las denominadas ciencias ocultas.

Finalmente encontramos el espiritismo que es una doctrina que señala el estudio de los espíritus, siendo su principal postulado «estudiar la naturaleza, el origen y porvenir de los espíritus y sus relaciones con el mundo material», según las propias palabras de su fundador Allan Kardec.

Así llegamos a la definición de los tres puntos fundamentales por los cuales por lo general se basan muchos de los misterios de al humanidad, pero más que nada todos aquellos que no tienen una relación externa al ser humano, sino que han sucedido cosas que o bien no se han divulgado, o bien se le han atribuido otros títulos, pero que en definitiva, una de estas tres doctrinas está en gran parte ligada, y en cuanto termine el estudio que estoy realizando, les traeré uno que realmente los sorprenderá, y tiene a Adolph Hitler como actor invitado.

Imágenes: Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...