Se cumplen 75 años del fin de la Guerra Civil Española

A 75 años del final de la Guerra Civil Española todavía siguen escociendo algunas heridas. La sociedad española, que quedó dividida en aquel brutal conflicto, no olvida las consecuencias que este tuvo.

valle

El pasado martes 1 de abril se cumplió el 75 aniversario del fin de la Guerra Civil Española. Por este motivo, creemos oportuno rescatar en el artículo de hoy el conflicto, del cual, por otra parte, la sociedad española todavía no se ha olvidado. Cuando se trata este tema, inevitablemente, se me viene a la mente el poema de Antonio Machado. Esas dos Españas a las que alude en el texto el poeta andaluz supone la mayor tragedia que ha vivido este país en los últimos siglos. He elegido a Machado puesto que su caso es claramente representativo de la división que vivió España en aquellos años. A él, el golpe de Estado le tocó en el lado republicano, concretamente en Madrid; mientras que a su hermano Manuel, le pilló en Burgos, zona nacional. Nunca más se volvieron ver.

La Guerra Civil se había iniciado casi tres años antes, cuando un grupo de militares encabezado por Francisco Franco y secundado por Emilio Mola o Gonzalo Queipo de Llano, entre otros, dio un golpe de Estado. Los sublevados fueron apoyados, principalmente, por terratenientes, industriales y la parte más poderosa de la Iglesia. Asimismo, contaron con el favor de formaciones políticas antirrepublicanas, entre los que se encontraban falangistas y monárquicos. Sin embargo, el golpe no triunfó en toda España, de ahí que se formaran dos bandos y que derivara en una guerra civil. De hecho, si el golpe de Estado hubiera triunfado en todo el territorio hoy no estaríamos contando nada de una guerra, pero una gran parte de la población española rechazó someterse a los militares y decidieron luchar por la libertad. Desafortunadamente, perdieron la guerra y España vivió durante cuatro décadas las penurias de una dictadura, de la que hablaremos otro día.

En cierta manera, la Guerra Civil Española sirvió para preparar el gran conflicto que se avecinaba en Europa: la Segunda Guerra Mundial. Tanto el bando republicano como el bando nacional contaron con apoyos exteriores, los cuales coincidían con los que entre 1939 y 1945 guerrearon en el continente europeo. Por una parte, el bando republicano recibió ayudas de la URSS y de milicias internacionales, conocidas como las Brigadas Internacionales. Mientras que por otra parte, el bando nacional se apoyó en los dos regímenes que le sirvieron de modelo ideológico y político: la Alemania nazi y la Italia fascista. Como resultado de la Guerra Civil se produjo una catástrofe demográfica, donde hubo más de medio millón de muertos, se produjeron enormes pérdidas económicas (la producción industrial y agrícola sufrió un descenso muy acusado) y se suprimieron las libertades, así como el sistema democrático, dando paso a una dictadura de la que tendremos tiempo de hablar en otra ocasión.

Foto: joel kabahit

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...