Resonancia Schumann y su relación con la percepción del tiempo acelerado

En esta entrada intentamos averiguar por qué percibimos que el tiempo está acelerado y los días se nos hacen más cortos en comparación con años anteriores. Encontramos algunas luces en la Resonancia Schumann y su relación con el campo magnético de la Tierra. Inevitablemente algunas profecías asaltan nuestra mente sobre el final.

En los últimos meses he tenido conversación con más de una persona acerca del tiempo. Más precisamente nos centrábamos en que el tiempo parece haberse acelerado de alguna manera y el día parece quedarse corto respecto a años anteriores. El factor común de estas conversaciones es que las personas que me refieren eso están por encima de los 35 años, es decir que establecen la comparativa con décadas pasadas. Este asunto me hizo investigar el tema y encontré un poco de luces en lo que se llama la Resonancia Schumann y su relación con el campo magnético de la Tierra.

La Resonancia Schumann lleva ese nombre en honor al profesor que la descubrió cuando trabajaba con sus estudiantes en el cálculo de potenciales en sistemas esfero-simétricos. En las consideraciones debían están incluidos los valores de la Tierra y de la Ionosfera. Lejos de los tecnicismos que rodean esta ecuación, diremos que se trata de una longitud de onda Tierra-aire-ionosfera que al momento del cálculo correspondía a 7.8 ciclos que, sorpresivamente, corresponde a la misma frecuencia del hipotálamo del ser humano y además al resto de los mamíferos.

Posteriores experimentos corroboraron las sospechas iniciales de que la Resonancia Schumann actúa como una especie de marcapasos que señala el pulso de la Tierra y de los seres vivientes con precisión. Las conclusiones llegaron cuando se vio el comportamiento de los primeros astronautas que trabajaban en ambientes carentes de esta sincronía. Lo mismo se observó en voluntarios que ingresaron a un bunker por varios días, aislados de la Resonancia Schumann.

En todos los casos se produjeron síntomas similares como fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos y desorientación general que remitieron cuando el entorno de las ondas Schumann fue restablecido. Hay que precisar que el valor de 7.8 Hz se mantuvo hasta 1980, fecha en la cual la Resonancia Schumann empezó a subir y hoy se encuentra alrededor de los 12 Hz. Al parecer esto genera la percepción de tiempo acelerado pues un día ahora “dura” 16 horas y no 24 como hace años. Para finalizar, debemos decir que la Resonancia Schumann se detiene al llegar a los 13 ciclos.

Paralelamente a esta continua elevación de la Resonancia Schumann, el campo magnético de la Tierra viene descendiendo y se cree que llegará al punto cero cuando la Resonancia Schumann alcance los 13 ciclos. En ese momento el movimiento de rotación de la Tierra se detendría y tardaría unos tres días en volver a rotar pero esta vez en sentido inverso y con los polos magnéticos intercambiados. Se cree también que en ese punto cero, todos los aparatos dejarán de funcionar. ¿Serán estos los tres días de oscuridad a los que Fátima se refería?

Imágenes:

1 reloj tomada de flickr por oneras

2 planeta tierra tomada de flickr por woodleywonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...