¿Quién logró escapar de la prisión de Alcatraz?

prisión de Alcatraz

En el pasado Alcatraz fue una de las prisiones más famosas del mundo entero debido a su implacable eficacia para retener a los presos que estaban encerrados en ella. La situación de la cárcel, rodeada de agua y la férrea seguridad de la que hacía gala, llevaba a que fuera imposible escapar de ella. Hasta que se produjo la fuga de Alcatraz más misteriosa de la historia habían perdido la vida más de 30 presos intentando salir de allí. Pero luego llegó el turno de John Anglin y los suyos y la historia tuvo que reescribirse, porque alguien escapó de Alcatraz.

Hay un gran misterio sobre qué ocurrió en esta historia y los periódicos de la época lo único que argumentaron es que los tres hombres que escaparon fallecieron en las frías aguas que rodeaban la prisión. Pero en 2013, mucho tiempo después de que se produjera esta fuga en 1962, una carta llegó a manos de la policía que decía estar escrita por el propio John Anglin, reconociendo que él, su hermano y Frank Morris habían escapado de Alcatraz.

La carta no vio la luz hasta el año 2018 porque el FBI necesitaba utilizarla en sus investigaciones y no quería que se hiciera pública por ninguno de los motivos.

Porque aunque Alcatraz cerró sus puertas en 1963, justo un año después de lo que hicieron Anglin y los suyos, el misterio sobre la fuga todavía seguía vigente. El plan que tuvieron en mente lo crearon a base de multitud de conversaciones, dado que los tres estaban en celdas cercanas. Los hermanos conocían a Morris de anteriormente, dado que ya habían compartido prisión con anterioridad. Este criminal fue el que se ocupó de liderar el escape de Alcatraz aprovechando su larga experiencia en este tipo de iniciativas, dado que su primera condena le llegó a la temprana edad de 13 años. Como ladrón de bancos de primera, Morris estaba encerrado en Alcatraz para que el gobierno tuviera la seguridad de que no pudiera salir de allí.

cárcel de Alcatraz

Los hermanos Anglin tuvieron una buena infancia, pero la buena relación entre ellos y la habilidad que desarrollaron para robar les llevó hacia una vida de asalto de bancos. Contaron en Alcatraz con la ayuda de un cuarto preso, Allan West, y entre todos se pusieron manos a la obra elaborando un plan. Necesitaron herramientas, pero Alcatraz además de prisión era una fábrica, así que no resultaría algo complicado. Los cuatro tenían cierta facilidad para robar todo lo que necesitaran dentro de prisión debido a que su buen comportamiento y la ausencia de violencia en sus actos siempre les ayudaban a pasar desapercibidos de las miradas de los guardias.

Crearon muñecos que dejaron en las camas para parecer que eran ellos y así ganar tiempo. Tenían claro que debían esquivar a los guardias, dado que estos tenían autoridad para disparar en cualquier intento de fuga. En realidad, una gran parte de los presos que intentaron irse de Alcatraz fallecieron debido a los disparos de los guardias, que no se lo pensaban dos veces antes de apretar el gatillo. Crearon sus muñecos con cera, papel higiénico y pelo que recogieron de la peluquería de la prisión. Todo era realmente inteligente. Utilizaron cucharas y otras herramientas para abrir un agujero en las paredes a través de los sistemas de ventilación. Mientras unos hacían el agujero, Morris aprovechaba la hora libre para tocar música con la intención de bloquear el ruido que se provocaba debido a la rotura que se estaba haciendo en la pared.

En paralelo utilizaron prendas y objetos de la prisión para crear una balsa y chalecos salvavidas. Ya sabían cómo era el panorama fuera de la prisión y qué tenían que hacer para sobrevivir en un contexto en el cual otros muchos presos habían fallecido. En el momento en el cual comenzó el escape se descubrió que el agujero que había creado Allan West no era suficientemente grande y terminó atascado. Morris tuvo que tomar la decisión de abandonarle, dado que no había opción para poder sacarle de ahí. Tras salir tuvieron que escalar muchísimo y esquivar a los guardias, pero llegaron al punto en el que tenían que usar la balsa y los chalecos. Ellos escaparon, pero en la prisión nadie lo supo hasta la mañana en la que todos los guardias se sorprendieron por lo ocurrido. Mientras tanto West había logrado salir del agujero y llegar al punto de no retorno en el agua, pero al no tener balsa decidió darse la vuelta y a la mañana siguiente cooperar con los guardias dando información que todavía no se sabe si era la real o no.

La investigación sobre la fuga se dio por archivada el día 31 de diciembre de 1979 y se concluyó que los presos se debían haber ahogado en las frías aguas que rodeaban la prisión. Con el tiempo aparecieron pruebas que confirmaban que la fuga fue un éxito. En 2015 se mostró una postal de Navidad que los hermanos Anglin habían enviado a su familia y también se analizó una foto datada de 1975 en la que aparecían dos hombres que se les parecían en Brasil. Pero aparentemente la familia de los Anglin intentó no tener contacto con ellos para evitar que la investigación en marcha les diera problemas.

historia de Alcatraz

¿Qué ponía en la carta que se mandó al FBI años después y de la que hablábamos antes? Escrita por John Anglin, contaba que es cierto que habían escapado de Alcatraz y vivido para contarlo, pero en ese momento él era el único que continuaba con vida. Según menciona, su hermano falleció en el año 2011 y Frank Morris murió en octubre de 2008. Mientras que él, a sus 83 años, no estaba precisamente sano, dado que le habían diagnosticado cáncer. La tumba de Frank se encuentra en algún lugar de Argentina con otro nombre inscrito en ella. Luego reconoció que después de la fuga habían vivido durante siete años en Minot, Dakota del Norte y en Fargo hasta 2003, así como en Seattle. Terminó la carta ofreciéndose a entregarse para pasar un año como máximo en prisión a cambio de tratamiento para luchar contra el cáncer, pero las investigaciones de ADN realizadas en la carta no fueron concluyentes y las autoridades prefirieron dejar que el tema se enfriara. ¿Se trataba solo de un hombre mayor sin medios que quería conseguir un tratamiento gratuito contra la enfermedad? Se pensó seriamente en esa opción por mucho que el plan parezca un poco descabellado como para que alguien lo lleve a cabo. Uno de los guardias que todavía estaba vivo en la actualidad reconoció que bajo su punto de vista los presos se ahogaron y murieron en el agua en su intento de fuga. Pero todavía hoy día no hay pruebas tangibles de ello, por lo que materiales como la mencionada carta llegan a tener un gran valor.

Es posible que el misterio de la fuga de Alcatraz nunca se descubra de una manera indudable y que John Anglin haya fallecido ya víctima del cáncer a la vista de que no pudo conseguir un tratamiento para enfrentarse a ella. Sea cual sea la verdad, lo que está claro es que hubo tres hombres que salieron de Alcatraz sin que nadie se diera cuenta hasta muchas horas después de lo ocurrido.

Foto: MarcelloRabozzijsnewtonianBKD

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 2
Loading ... Loading ...