¿Quién fue Sean Connery?

El mundo del cine ha despedido a Sean Connery, una de las leyendas del mundo del cine moderno que se retiró en 2003.

Nos ha dejado Sean Connery, el escocés indomable. Aunque el mundo ya se había acostumbrado a su ausencia, puesto que llevaba retirado unos cuantos años, no es menos triste saber que el auténtico Bond ya no está entre nosotros.

Sean Connery nació el 25 de agosto de 1930 en Fountainbridge, Escocia, y siempre fue un defensor de la independencia escocesa por delante de todas las cosas. Ha fallecido a los 90 años el pasado 31 de octubre de 2020 en las Bahamas después de pasar unos años complicados, ya que la demencia se había apoderado de su mente en los últimos años. Su esposa fue la que desveló este factor una vez falleció, la también indomable Micheline Roquebrune, que estuvo casada con él desde el año 1975.

Con anterioridad había estado casado con la actriz Diane Cilento, con la que se casó en 1962 y mantuvo la relación hasta que se divorciaron en 1973 después de haber tenido un hijo, el también actor Jason Connery. Diane falleció en 2011 a los 79 años víctima de un cáncer.

Para la historia, Connery ha dejado un catálogo de películas espectacular. Aunque tomó la decisión de retirarse en 2003, antes de eso ya había rodado todo tipo de producciones. Y por supuesto, su fama y su carácter le convirtieron en leyenda. Nadie le quería levantar la voz a Connery, pero tampoco se trataba de una persona que diera pie para ello, ya que era conocida su personalidad. Si en los últimos años dejó de hacer películas se debió a dos motivos. El primero fue la mala experiencia que tuvo en su último rodaje con el director Stephen Norrington, para quien no tuvo palabras precisamente amables. El segundo motivo fue que estaba cansado de que solo le dieran papeles de viejo sin ningún tipo de argumento romántico de por medio.

Connery rechazó las propuestas que recibió de Steven Spielberg para aparecer en la última entrega de Indiana Jones y tampoco mostró interés cuando sus amigos de siempre, como Michael Caine, le preguntaban interesados si se volvería a poner delante de la cámara. No había motivos suficientes para hacerlo.

Sus películas de James Bond no son las mejores del personaje, pero sí que se consideran auténticas obras de interés por, entre otras cosas, lo bien que interpretaba el actor. Posiblemente sus cintas más importantes llegaran después, con títulos como El hombre que pudo reinar, Robin y Marian, El nombre de la rosa, Los intocables de Eliot Ness (por la que recibió un Oscar), La caza del Octubre Rojo, La roca o La trampa (uno de esos films que estaban construidos como a Connery le gustaban: con mujer atractiva de por medio por mucho que ya fuera un hombre maduro). Su última película fue La liga de los hombres extraordinarios, que no resulta tan terrible como se puede imaginar, pero seguro que acabando la carrera con un Indiana Jones se hubiera sentido más a gusto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...