¿Quién fue Pilar de Borbón?

Ha fallecido Pilar de Borbón, que desde hace un año se encontraba luchando contra un cáncer.

Quién fue Pilar de Borbón

Ha fallecido Pilar de Borbón, hermana del rey emérito Juan Carlos. Tenía 83 años y desde hace un año se le había diagnosticado cáncer de colon, sumándose esto a los problemas de tipo pulmonar que ya sufría con anterioridad. Así mismo, Pilar de Borbón había pasado numerosas veces por quirófano, algo en lo que coincide con su hermano.

La historia recordará a Pilar de Borbón como una mujer de carácter y personalidad, que nunca quiso callarse su opinión y no tuvo problema en decir aquello que se le pasaba por la cabeza. Sus declaraciones podían ser polémicas en ocasiones por la sinceridad que acompañaba a cada una de sus palabras.

A lo largo de su vida tuvo muchos momentos en los que tuvo que tomar decisiones importantes. Si bien era hermana mayor, la presencia del rey Juan Carlos como heredero varón le daba la autoridad respecto al trono, por lo que Pilar siempre supo que su papel no sería ponerse la corona. Aún así, comentó que de haber ocurrido esto no habría sido tan buen reinante como su hermano, aplaudiendo el trabajo de Juan Carlos y la manera en la que siempre se puso al frente de la nación.

Pilar de Borbón se casó con Luis Gómez-Acebo, pero debido a que este se encontraba fuera de la monarquía, la infanta tuvo que renunciar a sus derechos de sucesión. Se casó con 31 años, solo diez años después de visitar España por primera vez, dado que la infanta nació en Cannes durante el exilio del 36 producido por el inicio de la Guerra Civil en España. Sus padres la quisieron casar con alguien de la realeza, pero Pilar renunció a sus responsabilidades debido a que quería formar una familia en una relación por amor. Conoció a su marido en un ambiente de realeza, dado que aunque no tenía sangre real sí que se movía en ciertos círculos y tenía títulos de por medio.

Tuvo cinco hijos, pero por las normas de la casa real ninguno de ellos tendría acceso a la monarquía y quedarían fuera de la estructura real. Su hermano, con quien siempre tuvo una buena relación, a sabiendas de que ya no poseía los títulos reales, le otorgó el título de duquesa de Badajoz. La tragedia llegó a su familia cuando su marido falleció prematuramente a los 56 años por un cáncer linfático. Este mismo cáncer fue el que sufrió Pilar y que acabó con su vida, como si aún estuviera compartiendo el dolor y la enfermedad que había acompañado a su marido en sus últimos días muchas décadas atrás.

horse-2644695_1280

Desde que se le diagnosticara este cáncer tuvo varios ingresos en hospitales por complicaciones y enfermedades que sufría al tener las defensas bajas con motivo de la quimioterapia. Eso no le impidió continuar con sus labores sociales al frente de una ONG e incluso participar en diciembre del pasado año en el clásico y ya tradicional mercadillo que realizaba la entidad y en el cual la infanta siempre se dejaba ver. También continuó viajando y disfrutando de la compañía de sus hijos, que siempre han sido su vida al no contar con la presencia de su marido a su lado.

La vida de Pilar de Borbón no estuvo relacionada con la Casa Real por circunstancias muy nobles como lo es el amor, el casarse sin seguir las indicaciones de sus padres y contradiciendo los deseos de muchos en una época en la que no era ni mucho menos tan fácil como ahora. Estudió enfermería, una buena demostración de su personalidad, y contaba con capacidad para hablar cuatro idiomas al margen del castellano: italiano, inglés, portugués y francés. En el ámbito de lo personal siempre fue una gran aficionada a la hípica y la música. Su pasión por la hípica la llevó a ostentar el puesto de presidenta de la Federación Ecuestre Internacional, cargo que ocupó entre los años 1994 y 2005.

Otra de sus pasiones era su familia y esto siempre fue algo que se reflejó en la manera en la que todo el mundo la cuidaba y estaba pendiente de ella. Su carácter afable, cercano y personal, con esa capacidad para decir las cosas sin pelos en la lengua, pero sabiendo en todo momento guardar la compostura como una buena infanta, la llevaron a tener carisma y una gran cantidad de personas que la apreciaban. Para el rey Juan Carlos este es un momento duro tal y como se ha podido ver en las imágenes que han aparecido tras el fallecimiento de su hermana. La familia real despide a uno de sus miembros más ilustres, menos relacionados con la vida monárquica, pero uno de los que más ha demostrado en todos los aspectos la forma en la que se puede vivir siguiendo el corazón, ayudando a los demás y dando la cara por la familia.

Foto: jpleniococoparisienne

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...