¿Quién fue Paul Allen?

Microsoft pierde a uno de sus dos cofundadores, el emblemático Paul Allen que siempre aportó al mundo mucha ayuda.

Paul Allen

Ha fallecido a los 65 años uno de los hombres más destacados no solo del mundo de la tecnología, sino también de la filantropía y solidaridad en general. Hablamos de Paul Allen, el cofundador de Microsoft junto a Bill Gates, un hombre de recursos que ha llegado a dejar una huella tan enorme en el mundo, que las menciones a su nombre en distintos sectores son tan habituales que es difícil que alguien se olvide de él.

Su muerte a una edad tan temprana se ha debido a complicaciones derivadas del cáncer que sufría, un linfoma no hodgkiniano que le apartó durante años de la primera fila y de la toma de decisiones trascendentales para sus negocios. Desde que abandonó Microsoft adoptó un estilo de vida distinto, un camino que le llevó a trabajar con multitud de organizaciones sin ánimo de lucro con las que hizo mucho bien por el mundo. Su fortuna, al menos parte de ella, se reinvirtió en ayudar a los demás. Las cifras indican que durante su vida llegó a donar una cifra superior a dos mil millones de dólares a diversas causas benéficas, desde apoyo al medio ambiente hasta el cuidado de los animales, la investigación, el arte o los servicios de ayuda a la comunidad. Siempre tuvo y encontró una forma de ayudar a los demás.

Llegó a estar entre las 50 personas de mayor fortuna del mundo, algo que alcanzó en gran parte por las acciones que tenía de Microsoft y que en el pasado casi vendió a bajo precio a su ex-compañero: Bill Gates (una historia que ha dado para muchos debates y que no deja bien del todo al polémico cofundador de la empresa).

A lo largo de su vida Paul Allen tuvo mucho que ver en que Microsoft alcanzara su momento de mayor plenitud. Él fue quien pensó el nombre de la empresa en primera instancia, aunque a él le gustaba que hubiera un espacio entre las dos palabras que la componen. Tomó muchas de las decisiones importantes y supo cuándo había que delegar. No le importaba dejar el trabajo a los demás si eso implicaba poder concentrarse en otros aspectos de la vida, algo que según su familia llevó a que siempre tuviera tiempo para ellos.

De forma reciente Allen había ocupado un puesto principal en Vulcan, su propia empresa que se ocupaba de gestionar sus distintos intereses, inversiones y aportaciones a causas benéficas. También era propietario de varios equipos deportivos, un campo que siempre le había apasionado y que consideraba una buena fuente de rentabilidad tomando las decisiones adecuadas. También investigó en el campo de la ciencia cerebral y esto le llevó a fundar un instituto con su nombre. La inquietud científica también le llevó a invertir en la creación de otros institutos especializados en diversas categorías, como la inteligencia artificial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...