¿Quién fue Nelson Mandela?

Nelson Mandela fue una de las personas más importantes en la historia de la igualdad y de Sudáfrica en general.

Nelson Mandela

Si tuviéramos que elegir el nombre de la persona más influyente en la historia de Sudáfrica, no habría ninguna duda de que uno de los que primero nos vendrían a la cabeza fuera el de Nelson Mandela. Este influyente abogado ha pasado a la historia por la gran aportación que realizó a los habitantes de la sociedad sudafricana.

Una vida de emociones

El día 18 de julio del año 1918 nacía Nelson Mandela en Mvezo, en Umtata. Sus padres le bautizaron como Rolihlahla, si bien con el paso del tiempo acabó recibiendo el nombre de Madiba por parte de su clan. El apellido lo adoptaría de uno de sus abuelos que se llamaba Mandela. A los siete años entró en una escuela metodista, después de haber tenido una fuerte influencia a su alrededor de los rituales propios de la región. Fue en ese momento cuando recibió el nombre de Nelson, el cual le proporcionó su propia profesora. Poco después, tras la muerte de su padre, su madre lo dejó con la familia de los Dalindyebo, donde fue criado como si fuera uno de sus propios hijos.

Mantuvo su asistencia a la iglesia y numerosas historias contadas por ancianos del lugar le permitieron ir conociendo cada vez más sobre la historia africana. A los 16 años se sometió a la circuncisión para dar el salto definitivo a la madurez. Para entonces ya contaba con una amplia serie de conocimientos e interés por el pasado de la nación.

La educación de Mandela contó con importantes maestros, cursos y estudios que le dieron conocimientos para ser un referente y avanzar con mucha fuerza en su país. Se convirtió en uno de los alumnos que entró a estudiar para obtener el título B.A., lo que le permitió aumentar todavía más su catálogo de conocimientos. Estudió política, idiomas y antropología, entre otras asignaturas. Fue profundizando cada vez más en el conocimiento de diversos temas y esto le llevó a expandir sus vías de forma más pronunciada.

Llegados los años 40 tuvo que huir de un matrimonio concertado en el que su familia le iba a introducir y el cual no estaba dispuesto a cumplir. Llegó a tener contacto con distintos grupos políticos, pero aunque quedó impresionado con ellos, encontró algunos factores que le alejaron de convertirse en uno de sus miembros. Para entonces ya tenía claro que el problema principal de Sudáfrica no estaba en la diferencia de clases, sino en un comportamiento racista entre los habitantes. En este momento de su vida volvió a estudiar, en este caso en la Universidad de Sudáfrica. Al mismo tiempo trabajaba, pero no ganaba un sueldo demasiado elevado.

En 1943 se reconcilió con su familia adoptiva, que le perdonó por la huida que había llevado a cabo anteriormente. Ante sus intentos fallidos de conquistar a varias chicas adineradas y con ingresos económicos reducidos, Mandela decidió volver a Johannesburgo. Ya tenía el título B.A. y ahora se preparaba para afrontar otro momento fundamental en su vida: lograr convertirse en abogado tal y como había deseado durante tanto tiempo. Este sería el punto de apoyo que le llevaría, con más facilidad, a introducirse en el mundo de la política.

Comienza su camino en la política

El inicio de sus estudios de abogado estuvieron muy fuertemente vinculados con su entrada definitiva en la política. Estudió en la Universidad de Witwatersrand, donde se sintió muy apartado y marginado debido al fuerte racismo que había en el lugar. Aún así, Mandela tenía una gran habilidad social y esto le permitió trabar amistad con importantes e influyentes personas que después le darían su apoyo en determinados momentos.

Historia de Sudáfrica

Su salto al CNA le llevó posteriormente a tener un papel muy importante en las filas de la Liga Juvenil del Congreso Nacional Africano. Esto le permitió conocer a su futura esposa, con quien tuvo varios hijos, aunque una de ellas falleciera poco después de nacer. Sus estudios continuaron y en 1947 disfrutó de un ascenso en la cúpula del ANCYL debido al fallecimiento de su más alto cargo. Fue nombrado secretario, aunque su choque de ideas con el presidente del momento le llevaron a tener problemas. Los años siguientes Mandela capitanearía un cambio de tendencias en el CNA, con huelgas, boicots y maniobras un poco más radicales.

Todo avanzaba a gran velocidad mientras todavía nos encontrábamos en la década de los años 40. El gobierno se encontró con los problemas generados por los radiales. Mandela no se conformó con el racismo que procedía del gobierno y apostó por la rebelión. El CNA se puso en el ojo del huracán del gobierno y se decidió que el partido fuera ilegal. Mandela y sus compañeros activistas sufrieron el arresto décadas después. Esto llevó a que Nelson pasara más de 20 años en la cárcel.

Un nuevo camino para un nuevo hombre

El nombre de Nelson Mandela se había convertido en un claro representante de la lucha contra el racismo. La sociedad sudafricana había evolucionado, madurado y crecido, y ya no estaba dispuesta a continuar con el mismo punto de vista que se había resistido durante tantos años. Las protestas crecieron de forma constante y Mandela siempre era mencionado en todas. Desde el extranjero también se apoyaban estos movimientos, dado que era parte de la reflexión que se había instaurado en otras partes del mundo como parte de la evolución del mismo en términos de igualdad y libertades para ciudadanos de cualquier raza.

En 1990 se le proporcionó la libertad a Mandela y poco después se convirtió en el líder del CNA. Este fue el paso clave para que poco después se realizaran unas elecciones democráticas, las primeras en toda la historia de Sudáfrica. Como ya se esperaba en cierto modo, Nelson Mandela resultó vencedor de las elecciones y se convirtió en el primer presidente negro de la nación. Había llegado el momento del cambio.

Desde su puesto Nelson Mandela hizo mucho por su país y le recordó al mundo el tipo de ideas que nunca se deben olvidar. En el año 1999 se retiró de la política, alertando de que él llamaría cuando fuera el momento, mientras que en diciembre de 2013 fallecería a los 93 años.

Foto: Ben_Kerckx[Duncan]

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...