¿Quién fue la primera mujer que escaló el Everest?

El Everest fue escalado por primera vez por Junko Tabei, una mujer japonesa que hizo historia en el año 1975.

mujer escaladora

Ha fallecido una auténtica leyenda viva del mundo del montañismo. Nos referimos a Junko Tabei, que fue la primera mujer que escaló el imponente Everest. Logró su objetivo en el año 1975 cuando tenía 35 años y en la actualidad, a sus 77 años, todavía recordaba a la perfección los momentos más claros de su grandes logros. La montañera falleció hace unos días en Tokio después de una vida dedicada a la montaña y a los éxitos.

No solo se hizo un nombre por ser la primera mujer que escalase el Everest, sino que logró otras metas igual de importantes. Por ejemplo, completó Las Siete Cumbres y fue la primera mujer en hacerlo. Este reto significa que Tabei escaló las siete montañas más altas y peligrosas del mundo. Era algo para lo cual estaba destinada y que se convirtió en su auténtica pasión por mucho que en la universidad obtuviera un título de literatura inglesa.

En el año 1969 dio sus primeros para introducirse de forma completa en el mundo del montañismo. Lo hizo creando un club llamado Club de Montaña para Mujeres de Japón, en el cual otras aficionadas a esta práctica deportiva se encontraron arropadas. Desde ese momento supo que su vida sería el montañismo y lo que hizo fue comenzar a escalar sin parar.

Recorrió más de 60 países distintos con el objetivo de escalar sus montañas. Lo hizo tanto en su juventud como años más tarde cuando ya habían pasado sus mejores días en cuanto a forma física. Incluso al cumplir los 70 años seguía escalando, para lo cual realizaba sesiones de preparación exhaustivas que le permitían seguir afrontando retos. En sus últimas escaladas siempre viajaba a países que no conocía o a lugares que le hubieran marcado de una forma especial.

Tabei era originaria de Fukushima, motivo por el cual después de lo ocurrido en la región en 2011, tomó la decisión de concentrarse en ayudar a la región para que recuperase su popularidad. Promovió iniciativas de montañismo y escalada para aumentar la fama del lugar y siempre mantuvo un interés notable en ayudar a la comunidad. La montañera recibió numerosos premios a lo largo de su carrera, aunque ella nunca se dejó de considerar una ama de casa que escalaba montañas.

Su legado es el de una mujer que hizo historia en Japón y que se convirtió en leyenda desde que comenzara a escalar las montañas más complicadas. Su pérdida es algo que el mundo del montañismo no superará con facilidad.

Foto: Hans

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...