¿Quién fue Eva Ekeblad?

Eva Ekeblad se convirtió en la primera mujer en ser miembro honorario de la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

El origen de la patata en Europa

A lo largo de la historia muchas han sido las mujeres que han quedado para la posteridad por haber llevado a cabo hitos realmente memorables. En múltiples sectores las féminas han destacado, pero seguro que no sabías que la historia de la patata en Europa está estrechamente ligada a una mujer: Eva Ekeblad.

Nacida en 1724 en Estocolmo, Eva, cuyo apellido de soltera era el de Gardie, era una señorita que pertenecía a la aristocracia de la época. Con un linaje de nobleza y muy dada a las reuniones sociales, su estatus no fue un problema para que pudiera interesarse por otros campos que no solían frecuentar las mujeres en aquel entonces.

Eva Ekeblad llegó a ser agrónoma y también científica, lo que le supuso llevar a cabo grandes descubrimientos para la historia. Una de sus grandes preocupaciones era ayudar a los pobres. En la Suecia de entonces, un gran sector de la población pasaba épocas de hambruna y por ello Eva empezó a interesarse por los alimentos, en especial por la patata.

No hay que olvidar que este tubérculo había llegado a Suecia hacía poco más de 100 años, por lo que solo se servía en las casas más adineradas. Pero con los amplios terrenos que tenía en su hacienda, Eva se dedicó a investigar el proceso de cultivo de la patata. Fueron muchos los años los que se llevó analizando el tubérculo hasta que finalmente encontró una nueva fórmula que la catapultaría a la fama.

Entre las múltiples pruebas que realizó con la patata se dio cuenta de que podía conseguir harina y alcohol a través de ella. Así, en 1746 descubrió que la harina de la patata tenía un gran contenido de hierro y de hidratos de carbono, por lo que era maravillosa para hacer pan y además resultaba muy saciante. Pero también incluyó en su investigación que el tubérculo podía destilarse, fabricando así licores. Ambos hechos hicieron que en 1748 pudiera entrar a formar parte de la Real Academia de las Ciencias de Suecia, siendo así la primera mujer en hacerlo. Pero los estatutos no permitían que las féminas entraran en la institución, así que fue nombrada miembro honorario.

Gracias al descubrimiento de Eva Ekeblad la patata se convirtió en uno de los alimentos más importantes de la comida sueca, y además contribuyó a acabar con la hambruna de muchos sectores de la población al fomentar su consumo debido a la rapidez de cultivo y a la facilidad para cocinarla.

Foto: Wounds_and_Cracks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...