¿Quién fue el marinero que salía en la icónica foto del beso del final de la Segunda Guerra Mundial?

La foto que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos pierde al marinero que aparecía en ella.

Segunda Guerra Mundial

Nada mejor como un beso para marcar uno de los momentos más importantes en la historia de la humanidad: el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue The Kiss (“el beso”), una icónica foto que ha pasado a los anales de la historia y que se realizó el día 14 de agosto de 1945. En ese momento el marinero besó a una mujer que no se lo esperaba en la conocida Times Square de Nueva York. La foto la hizo Alfred Eisenstaedt y apareció publicada por primera vez en la revista Life, creando desde ese momento una corriente de interés por descubrir la identidad de su protagonista.

Tiempo después se descubrió que el marinero en cuestión podía ser George Mendonsa, que mantuvo su palabra a lo largo de toda su vida hasta su fallecimiento en los últimos días a los 95 años. El veterano de la guerra concedió muchas entrevistas contando el momento, pero no siempre logró que los medios le creyeran.

Cansado por la falta de confianza en su palabra, no fueron pocas las ocasiones en las que el marinero tuvo palabras subidas de tono con esos periodistas que no habían respetado sus declaraciones. En cualquier caso, a lo largo de su vida hubo entrevistas que sí profundizaron en el tema e incluso se escribió un libro sobre él que corroboró todo lo que decía. Ha fallecido pocos días antes de su 96 cumpleaños.

El momento de celebración se debía a cómo Japón había anunciado su rendición de la guerra, lo que llevó a que los norteamericanos lo celebraran por todo lo alto. Fue una foto que no despertó polémica en su momento, pero que a medida que ha ido pasando el tiempo sí ha ido reflejando el comportamiento de una sociedad que en su momento desprendía sexismo por los cuatro costados. La enfermera de la foto era Greta Friedman, una mujer de 21 años que simplemente se tuvo que entregar a ese beso inesperado que le proporcionó el marinero en cuestión.

Contó el marinero en muchas ocasiones que todo el mundo estaba bebiendo y celebrando en Times Square el final de la guerra y que no pensaba demasiado en lo que hacía. Simplemente se acercó a la enfermera a la que vio en la distancia y dice que actuó por instinto. Una acción que no hay duda de que no fue correcta y que a lo largo del tiempo despertaría todo tipo de críticas. Pero hoy no es momento de debate, sino de despedir al marinero de la foto.

Foto: WikiImages

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...