¿Qué valor tiene el teléfono personal de Hitler?

Una subasta ha vendido el teléfono personal que utilizó Adolf Hitler y con el que dio sus últimas órdenes.

precio del teléfono

El mundo de las subastas es cuanto menos surrealista. A día de hoy nos hemos acostumbrado a encontrarnos con subastas de lo más locas donde se ofertan productos del pasado que han llegado a tener una importancia extrema con el paso del tiempo. En este caso nos hemos descubierto de la subasta que se ha realizado del teléfono personal de Hitler. En una subasta organizada por la empresa Alexander Historical Auctions el valor del teléfono ha alcanzado los 243 mil dólares.

Este objeto fue sacado del búnker en el que se encontraba alojado el militar en el momento en el que cayó su régimen. Se almacenó en 1945 y estuvo almacenado hasta ahora que ha sido subastado. Para darle más notoriedad en la subasta el teléfono ha sido denominado como una de las armas de destrucción más terribles en la historia de la humanidad. Definición en la cual no les falta parte de razón, puesto que fue con este teléfono con el cual Hitler dio las órdenes que acabaron con millones de personas durante este trágico periodo de la historia.

La puja ganadora se hizo por teléfono por parte de una persona que no ha sido revelada públicamente, dado que sobre todo se desconoce cuál será el objetivo final de este objeto.

¿Pero qué pasó con el teléfono? ¿cómo llegó a estar almacenado durante tantos años y por qué ha terminado ahora en una subasta? La historia cuenta que se lo llevó el militar británico Ralph Rayner, un brigadier que accedió al búnker aparentemente en primera posición en su época. Hasta ese momento solo habían pasado por allí los soviéticos y ellos no habían prestado atención al teléfono. Pero Rayner sí que se fijó en el teléfono en cuestión, lo almacenó y se lo llevó después de que los soviéticos se lo ofrecieran como regalo (en realidad le ofrecieron el de Eva Braun, pero él quiso el de Hitler). El objeto se quedó en la familia y lo heredó Ranulf Rayner, que actualmente ya cuenta con 82 años. Por un motivo u otro Rayner ha decidido que era un buen momento para subastar el objeto y obtener una gran rentabilidad del mismo por la idea que tuvo su padre al llevárselo.

El valor histórico del teléfono es discutible, pero no resta que sea un “elemento” que forma parte de la historia más trágica de Alemania. Hitler lo recibió inicialmente como un obsequio de las fuerzas de su ejército y en su momento original era de color negro. No obstante, el militar prefirió pintarlo de color rojo para que estuviera más acorde a sus gustos. Aunque era un teléfono bastante al uso de la época, estaba personalizado con el nombre del dictador y tenía un sistema que impedía que el dispositivo se moviese cuando estuviera hablando en movimiento. En la subasta se incluyeron documentos que confirmaban la autenticidad del objeto.

Vía: CNN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...