¿Qué últimas palabras tuvieron algunos famosos históricos?

Algunas personas históricas que no han sido olvidadas tuvieron curiosas últimas palabras que han pasado a la posteridad.

Despedida

Por nosotros mismos no podemos saber qué se siente, pero se dice que las últimas palabras de una persona justo antes de fallecer son un símbolo y un resumen de lo que ha representado esa persona a lo largo de su vida hasta el momento antes de su muerte. Si bien son muchos los casos donde estas últimas palabras no han trascendido o en los que han sido guardadas en secreto debido a distintos motivos, hay determinados casos históricos que sí se conocen y que resultan, cuanto menos, curiosos. Hoy vamos a hablar de algunos de ellos.

Comenzamos con el poeta Oscar Wilde, que falleció en la pobreza por mucho que en su momento fuera uno de los artistas más importantes de su época. Murió a los 46 años en una habitación de hotel diciendo lo siguiente “El papel de la pared y yo estamos luchando en un duelo a muerte. O se va él, o me voy yo”. La frase no se le ocurrió en ese momento, sino que la había pensado desde hace unas semanas antes cuando ya sabía lo que le esperaba. Se las comunicó a Claire de Pratz para que quedaran grabadas como sus últimas palabras antes de morir debido a la meningitis y a ciertas complicaciones que no han terminado de quedar confirmadas con el paso de las épocas.

Otro caso interesante es el de Winston Churchill, Primer Ministro británico que falleció a los 90 años en compañía de su yerno Christopher Soames. Este, poco antes de fallecer, le ofreció un poco de champán y la respuesta del político fue “Estoy aburrido de todo”. Falleció tras una serie de ataques al corazón justamente en el 70 aniversario de la muerte de su padre.

Mahatma Gandhi murió después de recibir un disparo por parte de un extremista en 1948. Tenía 78 años y todavía mucho por aportar al mundo. Sobre sus últimas palabras hay muchas discusiones, pero se ha llegado a la conclusión de que lo que hizo fue unir sus manos y entregarse al dios hindú Rama diciendo lo siguiente “Hey Ram”.

Vida

Otra muerte que no olvidaremos es la de Salvador Dalí, el pintor español que falleció a los 84 años. La muerte del pintor fue compleja y prevista. Después de sufrir un serio ataque al corazón en 1988 y de hacer su último trabajo como regalo al Rey Juan Carlos, el dibujo Head of Europa, el artista inició los preparativos a la vista de cómo se encontraba su estado de salud. A inicios de 1989 hizo su última aparición en público, ya en silla de ruedas. En ese momento quiso compartir con el mundo una frase no olvidada “Cuando eres un genio no tienes derecho a morir, porque eres necesario para el progreso de la humanidad”.

Días después falleció de un ataque al corazón mientras sonaba su grabación preferida de Tristán e Isolda. Lo que dijo antes de morir fue “¿Dónde está mi reloj?”. El autor había sido claro sobre cómo pensaba que él nunca moriría y la relación con el reloj, conocido por sus obras, podía tener algún tipo de conexión mística en todo ello. Tiempo atrás había declarado “Yo mismo no creo en mi muerte. En general creo en la muerte, pero en la muerte de Dalí, de ninguna manera”.

El escritor Eugene O’Neill también tuvo una despedida curiosa. Por aquel entonces el autor ya sufría parkinson y esto le había impedido seguir con su trabajo, por lo que vivía echando de menos tiempos pasados. Vivía en un hotel e hizo referencia justo a ello antes de fallecer. Dijo “Lo se, lo se!, nací en una maldita habitación de hotel y muero en una habitación de hotel”, con ese guiño y esa ironía en sus palabras tal y como habían tenido algunas de sus obras.

Jane Austen, una de las escritoras más famosas de todos los tiempos, falleció en 1817 a los 41 años posiblemente por la enfermedad que actualmente se conoce como de Addison. A su lado mientras fallecía se encontraba su hermana Cassandra, que se ocupó de escribir los últimos pensamientos de la autora con la intención de transmitírselos a su sobrina. Lo que dijo Austen antes de morir fue “No quiero nada más que la muerte”. También le rezó a Dios para que le proporcionara paciencia y la cuidara.

El caso de Marie Antoinette está abierto a debate, dado que existen muchas teorías de cuáles fueron sus últimas palabras. Una de las teorías, la más replicada, dice que afirmó “Dejadles comer tarta”, pero esta ha ido quedando en desuso con el paso de los años. Una más elaborada indica que lo último que dijo Marie Antoinette fue “Lo siento señor, no trataba de hacerlo“, dirigiéndose al ejecutor que se ocupó de acabar con ella en la guillotina, Charles Henri Sanson, al que le había pisado sin querer. Y esta es solo una pequeña demostración de esas curiosas últimas palabras que han tenido personajes históricos, un tema del que os volveremos a hablar en un futuro segundo artículo.

Foto: jpleniowebandi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...