¿Qué hizo la secta japonesa Shindo Renmei al acabar la Segunda Guerra Mundial?

La secta japonesa Shindo Renmei hizo estragos en el marco de la Segunda Guerra Mundial, cuando creyeron que su país había ganado la guerra.

secta japonesa

La publicación de un libro titulado Japón ganó la guerra y escrito por Jesús Hernández nos cuenta los secretos de una secta japonesa llamada Shindo Renmei de la cual no teníamos constancia. Pero nos sorprendemos al descubrir que este grupo fue responsable de uno de los sucesos más extraños e imposibles al mismo tiempo fruto del final de la Segunda Guerra Mundial.

El grupo de los Shindo Renmei creyó que Japón había sido el país que obtuvo la victoria en la Segunda Guerra Mundial. Y desde su posición en Brasil, donde habían viajado tiempo atrás en busca de fortuna, celebraron esta falsa victoria con muerte y destrucción para todas las personas, incluidos compatriotas, que no aceptaran que ellos habían sido los vencedores del conflicto.

La historia tal y como la relata Hernández en el libro comienza en los inicios del siglo XX. Es entonces cuando muchos japoneses, en medio de la guerra que está viviendo el país con Rusia, abandona la nación con Brasil como destino. Allí pretenden trabajar en la recogida del café, que por la época es la principal materia prima en la nación, un oro oscuro que no es una joya, pero valía mucho por ser el principal referente del país.

Alrededor de 800 personas dejaron todo lo que tenían en Japón para irse a Brasil sin nada más allá que sueños y promesas de una vida nueva. Se desplazaron familias enteras, hombres, mujeres y niños. Creían que estaban en busca de una vida totalmente satisfactoria, de un futuro repleto de gozo. Pero cuando llegaron les recibió el odio y el racismo. La sociedad brasileña no les aceptaba por mucho que hubieran invertido dos meses en el viaje hasta su nación. A partir de ahí la sociedad japonesa se encerró y se aisló de los brasileños, lo que no mejoró la situación.

El gobierno brasileño endureció sus normas con los japoneses, prohibió que se hablara en su idioma e implementó medidas muy drásticas con ellos. Al final también se implantó un aislacionismo informativo que derivó en que la sociedad japonesa no estuviera bien informada de lo que ocurría en el mundo. Esto permitió que la secta Shindo Renmei aprovechase la situación para extender la idea de que Japón había obtenido la victoria y no la derrota. Muchos de los japoneses asentados en Brasil no creyeron la información y pensaron que todo era una estrategia de los norteamericanos. Otros sí lo creyeron y terminaron siendo asesinados por los miembros de la secta.

Foto: DavidRockDesign

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...