¿Qué es Playmobil?

El éxito de los Playmobil se encuentra fundamentado en un trabajo que se lleva desarrollando desde años atrás con origen alemán.

Playmobil es una famosa marca de juguetes

Si pensamos en juguetes conocidos en el mundo entero, aunque especialmente en nuestro país, hay una marca que no pierde popularidad por mucho que pasen los años. Se trata de Playmobil, unos juguetes que nacieron en Alemania y que se han convertido en objeto de diversión para niños de distintas generaciones. Sus constantes anuncios en televisión siempre han despertado un gran interés e incluso en la actualidad existen muchos adultos que no solo los coleccionan, sino que viven alrededor de su afición por el mundo de estos simpáticos juguetes.

Los Playmobil son juguetes que tienen una altura de 7,5 centímetros, con variaciones dependiendo de si la figura en cuestión representa a un adulto, un niño o si tiene alguna particularidad determinada. Se les pueden mover varias de las partes de su cuerpo, como la cabeza o los brazos, variando también en base a la generación a la que corresponda cada uno de los juguetes.

La principal diversión que proporcionan se encuentra en modificar su aspecto e incluso partes de su cuerpo, cambiándolas con otros muñecos y creando completos escenarios en los que jugar. La marca tiene a su disposición una gran selección de decorados y packs de diversión en los que se incluyen toneladas de complementos.

Para conocer el origen de Playmobil hay que regresar al año 1876. Por aquel entonces el alemán Andreas Brandstäter llevaba a cabo la creación de la empresa. Su objetivo principal se encontraba en crear objetos ornamentales. Esta línea de trabajo le llevó a que su compañía produjera, por ejemplo, teléfonos. El momento de inflexión en la empresa llegó a mediado de los años 50, cuando decidió que era un buen momento para cambiar el metal por el plástico. Fue entonces cuando llevó a cabo la creación de juguetes utilizando este material.

A inicios de los años 70 el mercado estaba pasando por un mal momento debido a la situación mundial con el petróleo. Se trató de un momento apropiado para no bajar los precios en su totalidad, pero sí reducir el tamaño de los juguetes. En Playmobil tuvieron la idea de comercializar una combinación de vehículo y piloto de un tamaño no demasiado elevado, para crear sensación entre los niños. El encargo de dar forma a este producto lo tenía Hans Beck, que al final desechó todo lo relacionado con el vehículo y se centró en la figura, el muñeco que hoy día conocemos como Playmobil.

Para Beck, el ya conocido como padre de los Playmobil, había varios rasgos que tenían que cumplirse en su producto. Uno de ellos era que fuera un muñeco alegre, por lo que las figuras siempre sonreían. Otro, que se pudiera meter en el bolsillo y no se desmontara, lo que hacía que tuviera que ser resistente y con las juntas sólidas. Y otro factor se encontraba en que la figurita en cuestión debía ser capaz de aguantarse de pie sin soporte. Para 1974 los Playmobil ya se estaban presentando y antes de los 80 ya se habían convertido en un juguete de gran fama. El resto, a la vista de cómo están las estanterías de las jugueterías, es historia.

Vía: Playmobil

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...