¿Por qué en algunos países se conduce por la izquierda y en otros por la derecha?

Mientras en España conducimos por la derecha, en algunos países se sigue conduciendo por la izquierda

conducir

Acostumbrados a conducir por la derecha, sorprende viajar a Inglaterra y subir a un autobús en el que circulan por la derecha. Lo mismo sucede cuando nos desplazamos a gran parte de colonias o excolonias inglesas. Así, cualquiera que alquile una motocicleta en Tailandia, por ejemplo, deberá, además de enfrentarse a los difíciles asfaltos del país, acostumbrarse a una nueva manera de conducir por el otro lado, lo cual no es tan fácil como a simple vista parece. Peor cuando se alquila un coche, ya que el cambio de marchas se realiza con una mano con la que estamos acostumbrados a simplemente manejar el volante.

Pues bien, los orígenes de las direcciones de conducción tienen sus orígenes, como no podía ser de otro modo, en conflictos bélicos. Partiendo de la premisa de que la mayoría de humanos son diestros, en la antigüedad la gente combatía montada en caballos y con rudimentarios sables. Las armas las llevaban colgadas a la izquierda para, en caso de peligro, poderlas desenfundar con la derecha y batallar. Consecuentemente, montaban a sus equinos por el lado izquierdo, el mismo por el que se desplazaban.

Cabe destacar que la costumbre de ensillar y montar a los caballos por este lado continúa vigente hoy en día. Sea como fuera, si el jinete iba cabalgando y se encontraba con un posible enemigo, podía luchar libremente contra él con la mano con la que más facilidad tenía para hacerlo.

Con el paso del tiempo, las luchas con sables fueron desapareciendo y con ellas la necesidad de proteger el flanco derecho. De este modo, las normas de circulación no dependían de menesteres tan importantes como la necesidad de desempuñar un arma por temor a ser atacados, afortunadamente. Asimismo, y paulatinamente, los caballos dieron paso a los carruajes, éstos a los primeros automóviles, que nada tenían que ver con los de ahora y, muchos años después, a los coches tal y como los conocemos hoy en día.

Así, teniendo en cuenta que la mayoría de los conductores se sentían mucho más cómodos conduciendo por el lado derecho de la carretera– lo que conllevaba también cambiar las marchas con la mano con la mejor se manejaban-, el sentido de circulación cambió al lado contrario. Pese a ello, algunas regiones se mantuvieron tal y como estaban antaño. Si bien la visibilidad también es mejor por la derecha, la costumbre es absolutamente decisiva en la conducción, por lo que cada uno se siente más cómodo manejando su automóvil tal y como lo ha hecho y aprendido desde siempre.

Foto: tomasfano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...