Los ratones recién nacidos, pueden regenerar su corazón

Científicos han descubierto que los ratones recién nacidos son capaces de regenerar su corazón, aunque el tiempo en que pueden hacerlo es de sólo unas semanas.

Los ratones recién nacidos pueden regenerar su corazón

Científicos estadounidenses han descubierto que los ratones recién nacidos tienen la capacidad de regenerar su corazón. Era sabido que determinados peces y anfibios tenían la capacidad de regenerar tejido cardiovascular, pero no que este estilo de proceso pudiera darse en mamíferos. Es un gran avance este descubrimiento para la medicina, ya que se puede estudiar algún proceso mediante el cual se pueda ayudar a cuidar el corazón humano.

El experimento consistía en quitar el corazón a ratones recién nacidos, a lo que se pudo observar que al cabo de 21 día, el corazón del pequeño animal habías sido restaurado por completo y sólo a los dos meses, el órgano daba señales de estar en perfecto funcionamiento. Pero este mismo procedimiento fue realizado en ratones de una semana. En estos casos el corazón de estos pequeños animales, no fue regenerado, por lo que el poder de auto regeneración del órgano es muy corto.

Se cree que las células del corazón en el ratón tienen un estrecho margen, después del nacimiento, para poder seguir su réplica y reparación. Pruebas posteriores sugirieron que estas células de reparación provienen de dentro del músculo cardiaco.

Lo que se pudo observar en los resultados es que, las células musculares del corazón nuevo que reparan la región amputada del corazón, provenían de la proliferación y migración de células musculares preexistentes en el corazón del ratón. Lo que no se tiene evidencia alguna es que las células provinieran de una población de células madre.

Este nuevo estudio sugiere que los mamíferos como nosotros, podemos tener la capacidad de auto-reparación, aunque sólo sea por un tiempo muy limitado después del nacimiento. Hay científicos que creen que en el futuro se demostrara que los seres humanos tienen es misma capacidad, aunque es cierto que los experimentos con tejido del corazón, hoy en día, son algo muy peligroso he improbable.

Pero hay una gran esperanza en estos experimentos, porque el funcionamiento del corazón del ratón es muy similar al del ser humano, por lo que, los científicos están muy esperanzados en que ese proceso pueda ocurrir en el ser humano, mientras que otros escépticos deniegan la posibilidad de ese milagro en el tejido cardiaco.

Si fuesen verdad las suposiciones que se están haciendo, sería algo muy beneficioso para la humanidad y para la ciencia en general.

Imagen: NeoGabox en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...