Las leyendas urbanas

¿Qué son las leyendas urbanas? ¿Cómo surgen y por qué se cree tanto en ellas, si al fin y al cabo jamás conocemos a la persona que las padeció en persona?

Las leyendas urbanasson relatos pertenecientes al folclore contemporáneo que, pese a contener elementos sobrenaturales o inverosímiles, se presentan como crónica de hechos reales sucedidos en la actualidad. Una misma leyenda urbana puede llegar a tener infinidad de versiones, situadas generalmente en el entorno de aquellos que las narran y reciben. El término urbana se asigna porque son leyendas que surgen en las urbes y, como ocurría en la antigüedad, nosotros hoy día también inventamos historias“.

Las leyendas de los almacenes de Madrid son muchas

Lo más fascinante de este efecto social es el hecho de la veracidad que intentamos impregnar a todo el relato que se cuenta. Unos de los elementos comunes es el hecho de que el suceso le ha ocurrido a un amigo de un amigo o conocido. Es decir, no es un relato que se cuente en primera persona, es un relato que se ha trasmitido de manera oral de una persona a otra.

Hay muchas leyendas urbanas que se cuentan a día de hoy. Muchas sobre fantasmas, incluso sobre accidentes que nunca han ocurrido. Los más frecuentes suelen ser sobre hechos místicos que, adornados y situados en nuestra modernidad, pueden pasar por hechos reales.

Una leyenda muy famosa que circula por la ciudad de Madrid, está relacionada con unos grandes almacenes españoles, que sitúan en el centro de la capital española, una especie de teatro gigante de marionetas. A este teatro acuden cientos de padres con sus hijos pequeños y entre todo ese jaleo, los niños pequeños se pierden. Como es en mitad de la calle, no se pude llamar por megafonía a los padres para que vayan a buscar a los niños desaparecidos.

Hasta aquí esta la parte real del suceso. Ahora es cuando se añade la parte ficticia. Según cuenta la leyenda, este gran almacén como es época de navidad, coge a estos niños para envolver los regalos. Los niños son muy útiles para este trabajo, por sus pequeñas manos. Una vez pasada la época navideña, los niños son devueltos a los padres. El centro comercial les soborna para que no digan nada. Así año tras año.

Como hemos dicho, se basan en hechos reales sucesos que son cotidianos a las personas, y posteriormente se les introduce un pigmento de misticismo y fantasía. Así muchas de las historias que hoy día se cuentan, son un gran cuento, que todos apoyamos a su creación y perduración en el tiempo.

Imagen: Tamorlan en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...