La sexualidad en la Antigüedad

La sexualidad en la Antigüedad es un tema apasionante y la clave para deducirla está en su arte, principalmente en el manifestado por la cultura helénica donde se resalta la belleza del cuerpo humano independientemente de su género.

Generalmente, conocemos la sexualidad en la antigüedad a través de mitos y leyendas, donde participan con igual importancia dioses y mortales, pero, ¿qué sucedía en la vida cotidiana de los hombres? Algunas fuentes nos hacen comentarios al respecto, encontrando más información en lo que refiere a Grecia y Roma, las dos civilizaciones que trataremos en conjunto por ser, en este caso, similares.

Laoconte con sus hijos, resaltación de la belleza del cuerpo humano en la Grecia Clásica

¿Cómo conocerla? Como mencionamos, las fuentes suelen ser claras con ello, pero también una gran cantidad de información como biografías o incluso las bibliografías escritas sobre los personajes célebres nos dan la pauta de cómo era su comportamiento. Ahora, si queréis saber qué es lo más fiable, podemos y debemos decir el arte.

La cultura helénica es la clave para comprender este tema (dado que los romanos se basaron en ella) y su arte nos muestra cómo era su sexualidad, principalmente la escultura. Todos conocéis el Renacimiento pero, ¿sabéis que significa y cuál es su implicancia? Es precisamente, el renacimiento de las culturas antiguas, desaparecidas durante la época conocida como “oscurantismo” que es la Edad Media.


El Renacimiento resalta la belleza humana, el cuerpo humano para ser más exactos, y es ello lo que encontramos en las esculturas helénicas, una especie de “oda” a nuestro cuerpo. Siempre desnudos o en su defecto con una simple toga, las representaciones que tenemos marcan la perfección del ser humano, independientemente si eran hombres o mujeres.

El David de Miguel Ángel

Se admiraba la belleza, la desnudez y eso hacía notar tendencias bisexuales en casi todos los protagonistas de la antigüedad. Quienes hayáis visto películas históricas actuales como Alexander, veréis que el amor nace tanto entre un hombre y una mujer, como en dos personas del mismo género. Esto era así puesto que son conocidas las aventuras y amoríos de algunas celebridades, como Calígula con su cuñado entre otros.

Claro que no debemos creer todo lo que una película nos menciona, pero en estos casos existen las pruebas suficientes como para poder afirmarlo. La clave para deducirlo estará siempre en su arte, en la admiración a la belleza del cuerpo humano independientemente del género, además de los datos con los que contamos en nuestra época.

La sexualidad en la Antigüedad es un tema que volveremos a tratar por ser no sólo interesante, sino bastante extenso, con lo que este post sirve a modo de introducción a todo lo que se vendrá.

Imagen Laoconte: JuanMa en Wikipedia
Imagen El David: David en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...