La invención de la guerra psicológcia

Para comprender la táctica de guerra asiria debemos comprender un término fundamental que todos conocemos pero que nace con ellos, la guerra psicológica que aquí describiremos lo mejor posible.

Representación de la destrucción de Susa por los asirios

Representación de la destrucción de Susa por los asirios

Hablamos de la táctica asiria de guerra pero para entender cómo podían aplicar este método de destrucción total o colonización debemos comprender algo fundamental que nace con ellos, la guerra psicológica. Los asirios son los pioneros en esta técnica que los llevaría luego a aplicar uno de los métodos mencionados.

Todos nos podemos imaginar a qué nos referimos con esto, el temor que causaban sobre sus enemigos en las batallas pues nada les costaba arrasar con ciudades enteras. Aterrorizar a sus rivales era su técnica preferida pues de esa forma se rendían ante ellos y de esa forma obtenían mano de obra, además de ganar tiempo para solucionar sus inconvenientes internos.

Las deportaciones eran el método más utilizado por los asirios pues causaban verdadero pánico entre las personas y ¿a qué no adivinan quiénes eran los principales deportados? Si, la respuesta todos la podéis imaginar, los judíos.


Claro que no era el único pueblo que lo padecía pero si debemos considerar que desde el siglo XIX a.C. al menos, este pueblo era perseguido ya, siendo Asiria la primera civilización en hacer uso de esta práctica que tantos recuerdos nos traen y lamentablemente aún hoy apreciamos en varios sitios.

Esta deportación se empleaba sobre todo para contener rebeliones internas que se sucedieron en varias ocasiones en el propio interior de esta civilización y ello les causaba varios beneficios como por ejemplo la posibilidad de mantener la mano de obra que mencionamos, o el hecho de contener rebeliones nacionalistas pues era una civilización totalmente multiétnica.

Mapa de las deportaciones de judíos por los asirios

Mapa de las deportaciones de judíos por los asirios

Nombrar todas las deportaciones de esta civilización es algo tedioso y sin demasiado sentido, pero si debemos mencionar a Tiglath Pileser III que en el entorno del año 744 a.C. deporta cientos de miles de personas siendo éste el método más aplicado por el monarca en cuestión.

Nuestro amigo Sargón II no podía ser menos y deportó casi 150.000 personas a lo largo de su reinado, sobre todo desde Caldea y Babilonia. Pero si la deportación no lograba frenar las rebeliones internas, los reyes no dudaban en arrasar directamente con todos, infligiendo muy severos castigos a los rebeldes cuando no, la muerte.

Embarcación asiria

Embarcación asiria

En este sentido, Asurnasirpal II es el principal ya que si nos guiamos por sus propias palabras leeremos que toda rebelión interna sería violentamente terminada como si de pueblos opositores se tratase, procurando que de este modo jamás volviesen a ocurrir.

Advertidos los súbditos de este rey y totalmente aterrorizados, procuraron no hacerlo pero como todo ser humano, no comprendemos las advertencias. Así fue que luego de una rebelión todos terminaron desollados, empalados, quemados vivos, mutilados y con suerte, sólo decapitados.

Estos eran los resultados cuando no funcionaba la guerra psicológica y que se debió emplear en varias oportunidades. Para aquellos que no se convencían de por qué Asiria fue la civilización más guerrera y violenta de toda la historia, creo que esto acabará con las dudas.

Imagen destrucción de Susa: Shauni en Wikipedia
Imagen mapa de deportaciones: Joelholdworsth en Wikipedia
Imagen embarcación asiria: PHGCOM en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...