La Historia cíclica

¿Por qué la historia no puede ser cíclica? ¿Cómo explicar algunas cosas como la aparición de pilas con más de 2.000 años de antigüedad en Bagdad? ¿No la pudieron hacer con conocimientos provenientes de civilizaciones anteriores?

Hoy escribiré más bien, un artículo de opinión, para continuar enlazando el tema que estamos tratando sobre la Historia oculta. Hay una cuestión muy importante a tener en cuenta y es que la historia es ciencia, pero social no tan exacta como pueden ser otras. Es el tiempo de la historia cartesiana, con una racionalización casi extrema y eso no nos permite estudiar a fondo muchos temas.

Dibujo de las misteriosas pilas de Bagdad

La Historia actual tiene un inicio, pero no un final. ¿Por qué no puede ser cíclica? A mi entender nos movemos en una espiral, donde los hechos se suceden una y otra vez con ciertas variaciones, es verdad, pero casi de un modo similar. Un ejemplo de ello es que en la actualidad no se descubre casi nada nuevo, pese a que muchos pueden pensar lo contrario.

Os pongo un ejemplo muy sencillo: ¿quién inventó la pila? Alessandro Volta en 1800, es verdad pero ¿alguien puede explicar cómo es que en el museo de Bagdad (desconozco si aún están allí), hay varias que tienen 2.000 años de antigüedad? ¿Otro ejemplo? ¿Cómo puede ser que existan varios mapas previos a la Conquista de América, que muestran el relieve exacto de todo el continente? ¡Aún no se había descubierto!

Podemos encontrar una respuesta en la Alquimia, precursora de la química, que nos devela algunos secretos muy interesantes pero no son tenidos en cuenta: las civilizaciones antiguas ya conocían todo lo que tenemos hoy en día, sólo que ignoramos todos esos datos, no nos interesa tenerlos en cuenta. No inventamos, reinventamos.

Ante cosas así nos preguntamos ¿cómo conocían los antiguos todas estas cosas que aún hoy escapan a nuestras manos? Las respuestas nos las entregan en sus textos: todo les fue enseñado por otras civilizaciones anteriores, cuasi dioses. ¿Quiénes eran?

Aquí ya entramos en el campo de la teosofía y la historia oculta nuevamente, pues las ciencias no quieren saber nada de ello. ¿Y la simbología que encontramos en pinturas, edificios, obras de grandes maestros, etc.? Se tratan de personas que creen más cosas de las que se pueden probar.

Pues bien, es un argumento válido pero aquí debo poner el mismo ejemplo de siempre: ¿acaso no se creyó durante 2.000 años que Troya no existía, y una vez encontrada todos dijeron que no era? Unos años después debieron retractarse pues efectivamente, era la ciudad de la Ilíada. ¿No aprendemos de nuestros errores? ¿Por qué no pudo existir alguna civilización antes que la nuestra?

Es simple, nadie estaría dispuesto a admitir una historia cíclica, y ello lo marca la ciencia y la religión. Todas ellas no sólo la católica, pues si tienen algo en común es que nos muestran un inicio, excepto el brahmanismo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...