La batalla de Nihriya

En el entorno de 1230, los hititas y asirios se enfrentaron en una batalla de gran importancia, que determinaría la expansión del imperio Asirio en las tierras que otrora pertenecieron a la civilización Mitani.

Otra de las batallas memorables de los asirios fue la que se desarrolló aproximadamente en el año 1230 a.C., la batalla de Nihriya donde se enfrentaron contra los hititas por una cuestión de dominio territorial podríamos decir, ya que estaban en juego las antiguas propiedades del otrora Imperio Mitani.

Tierras del imperio Mitani, donde se expandiría Asiria

Tierras del imperio Mitani, donde se expandiría Asiria

Este conflicto es un poco más entreverado que los anteriores pues se ha dado por ingenio asirio e impotencia hitita. No son los términos adecuados, pero es lo que en definitiva lo puede resumir a la perfección. Hagamos un viaje al pasado para comprender qué sucede aquí.

Primero debemos remontarnos al siglo XIII a.C. con Shubiluliuma I quien fue el conquistador de Mitani, dividiendo el imperio en dos y repartiendo tierras entre sus aliados. El terreno que quedó habitado por este pueblo quedó como vasallo de los hititas, anexando así un terreno realmente importante con ellos.


Esto no le agradó demasiado a Egipto, civilización que siempre veló porque ningún pueblo se expandiese demasiado en Oriente. Así es que en el siglo XII a.C. se enfrentaron egipcios con hititas en la famosa batalla de Qadesh (aproximadamente en 1270 a.C.).

Ramsés II en la Batalla de Qadesh

Ramsés II en la Batalla de Qadesh

Mientras se desarrollaban estas batallas, aparece el ingenio de los asirios quienes lentamente comenzaron a avanzar en las antiguas tierras de Mitani, quitándole al mismo tiempo terreno a los hititas. En esos avances, llegan a los reinos de Nihriya, una región que limitaba con el pueblo hitita por no decir que casi les pertenecían.

Esta es “la gota que derrama el vaso” para ejemplificar la sensación hitita y allí es donde envía su ejército a combatir con Asiria, una civilización que ya demostraría por qué serían guerreros temibles y quienes en definitiva, resultan victoriosos de este enfrentamiento.

Así es como Asiria anexa importantes territorios a los suyos y comienza a tener al mismo tiempo, más poder sobre la zona mientras que los hititas tampoco padecieron demasiado pues los asirios estaban más concentrados en Babilonia que en destruirles a ellos.

Claro que esta batalla es una de las últimas de los hititas pues desaparecerían en el entorno del 1200 a.C. a mano de los pueblos del mar, mientras que Asiria por el contrario, comenzaba con un brillante período de expansión.

Imagen Mitani: Dbachmann en Wikipedia
Imagen batalla Qadesh: Cave cattum en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...