Esquí e historia en el Pirineo Francés

El Pirineo Francés tiene en su interior múltiple historia y en la actualidad está ofreciendo algunas de las mejores estaciones de esquí de Europa

La espectacular cima del Tourmalet es la etapa reina del Tour de Francia

Dentro de los Pirineos franceses hay zonas con una historia propia. Es el caso de los Altos Pirineos que cobija el área que se conoce como Bigarre, que disfrutó de independencia en su origen. Ya en la Edad media pasó a formar parte de la Gascuña Medieval. Situado cerca de Navarra, formó parte del Reino de Navarra como enclave hugonote en el siglo XVII. Así que si has pensado en hacer esquí en el Pirineo Francés mejor viajar a un enclave con valor añadido como lugar de turismo.

De esta forma podrás alternar la práctica del esquí o del snow en algunas de sus múltiples estaciones, la de Bareges La Mongie, la de Cauterts, la de Peyragudes, la de Piau Engaly yo la de Saint Lary Soulan, con una visita más turística para conocer bien esta área con encanto, especialmente para los amantes de la montaña.

Los Altos Pirineos están enclavados muy cerca de España, por lo que es fácil llegar gracias a sus buenas comunicaciones. Además regalan al visitante con unas vistas de ensueño y el entorno natural lleno de bosques contrasta con las altas cimas de nieves perennes. Y en cuanto a las poblaciones, hay muchos conocidos y algunas por cuestiones deportivos. Sí, en esta zona es dónde están las míticas etapas del Tourmalet y del Col D’Aubisque del Tour de Francia.

Aunque si hay que visitar alguna población no deberías perderte ni la de Gavarnie ni la de Eaux Bonnes. La primera población está a más de 1300 metros de altitud y a orillas del río Gavarnie. En 1997 la UNESCO le inscribió dentro de la lista de espacios protegidos. Y entre su increíble paisaje, merece una mención especial sus bellas cascadas. Esta privilegiada naturaleza le permite albergar a una variada fauna, como las marmotas o aves tan especiales como los buitres leonados y las águilas.

El segundo cuyo nombre de Eaux Bonnes, que significa Aguas Buenas, se explica porque en su origen fue construido junto a un manantial de aguas termales. Gracias a esta ubicación, creció y se basó en ellas para aumentar su población y su economía. Especialmente destacado fue en los últimos años de siglo XIX e iniciales del pasado, en la que fue destino habitual de las clases altas que buscaban el beneficio de salud de sus aguas termales. Así, se llegó a construir varios hoteles e incluso un Casino, aunque éste último ya está abandonado.

Fotografía: GIRAUD Patrick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...