Eslovaquia aún está por descubrir

La historia de Eslovaquia ha sido muy intensa desde antes de la llegada del Imperio Romano, con la presencia de los celtas. Pasó por varios regímenes y reinos hasta alcanzar su independencia tras la caída del muro de Berlín

En esto de saber escoger un buen destino para disfrutar del merecido descanso que nos sirva para desconectar hasta dentro de un año, lo mejor para no equivocarse es conocer las opiniones de viajes de otros turistas que hayan pasado por ese lugar. Además, es una buena oportunidad para conocer la historia de sitios que no ocupan siempre las páginas más conocidas en los libros de secundaria. Un ejemplo es el caso de Eslovaquia, que en la web Rank-viajes (que puntúa ciudades según los propios usuarios) es la más votada con 8.6 puntos sobre 10.

El centro histórico de Bratislava es uno de los tesoros de Eslovaquia

En este virtual primer puesto, aparece esta república centroeuropea que a pesar de formar parte de la Unión Europea es una gran desconocida. Pocos saben que en su territorio estaban gobernados por los celtas, aproximadamente en el 450 a.C. Tras el paso de una ocupación romana, junto al reino bárbaro de Vannius, no tardó en formar parte de la reciente creación, en torno al año 1000, del Reino de Hungria. Ya en pleno siglo XX pasó a Checoslovaquia, y tras varios sucesos, acabó con la desintegración en 1989 el final del comunismo, y del propio país con la Revolución de Terciopelo.

¿Pero qué se pueden encontrar en ese país tan reciente? Pues es irrenunciable visitar el centro del casco antiguo de la ciudad más importante, Bratislava, dónde se acumulan los principales puntos de interés, especialmente alrededor de la Plaza. Para empezar está la Iglesia del Corpus Christi que hoy ha dejado de ser un templo para albergar un Museo dónde se puede admirar una gran colección de joyas y objetos religiosos. Cerca se sitúa el Ayuntamiento de la ciudad, que es una especial construcción fruto de la mezcla del estilo gótico y del renacimiento.

Aunque, sin duda, si hablamos de una edificación destacada por su virtuosismo, no podremos dejar de señalar la increíble decoración de estuco del famoso y visitado Palacio Mirbach. Como una nota de contraste remarcable y como indicador del deseo de ser una ciudad moderna, en la misma Bratislava podríamos visitar el Mirador UFO, que está sobre el río Danubio y con sus 85 metros de altura se puede comer en un buen restaurante con las vistas más espectaculares. Si el tiempo se muestra generoso, se puede divisar en el horizonte tanto el castillo de la ciudad, los montes Cárpatos, etc. Si prefieres solo observar las vistas, el precio es de tan solo 5 euros y de verdad que las fotografías que podrás sacar rentabilizaran esa inversión.

Fotografía: Elin B

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...