Encuentran una pintura de Van Dyck gracias a una base de datos en línea

Un historiador del arte ha encontrado en una página web, una pintura del gran pintor flamenco van Dyck.

retrato de porter y van dyck

Una pintura del maestro Flamenco Barroco Anthony Van Dick se ha descubierto en el depósito del Museo de El Bowes por un experto que se encontró con ella en la página web de Your Paintings de la BBC. Bendor Grosvenor, historiador de arte y hombre de negocios, estaba examinando la enorme base de datos del Catálogo Público de la Fundación que contiene 210.000 pinturas de titularidad pública en Reino Unido para investigar una próxima exposición cuando vio el Retrato de Olive Boteler Porter.

La pintura había estado en la colección desde que el museo abriera sus puertas en Barnard Castle (noreste de Inglaterra) en 1892. John Bowes, fundador del museo, la compró en París en 1866, pero en ese momento no habían identificado la obra ni el artista. El museo determinó más tarde que se trataba del retrato de Olive Boteler Porter, esposa de Endymion Porter, un buen amigo de Van Dyck, y la dama de María Enriqueta, esposa del rey Carlos I, pero la pintura aparecía como “una copia hecha después de Sir Anthony Van Dyck”.

Cuando Grosvenor planteó la posibilidad de que la pintura podría ser obra del propio maestro, el Bowes comenzó el proceso de restauración de la misma. Eliminando las capas de barniz y haciendo algunos retoques, los conservadores fueron capaces de revelar la delicadeza de los tonos de la piel y del tejido. Philip Mould & Company, que han conservado y restaurado más de 20 Van Dyck, han confirmado oficialmente que el ojo de Grosvenor era infalible, ya que la pintura era un auténtico Van Dyck.

Un hecho que ha dado un giro de 360 grados para Olive Boteler Porter, que siguió a su marido fuera del país en 1646 cuando el campo de resistencia terminó en la Guerra Civil y el Parlamento tomó el control del país. Olive se había burlado del Parlamento en numerosas ocasiones: había adoptado el catolicismo de la reina en 1637 y fue una de las partidarias más fervientes de su nueva fe. Olive y la reina Enriqueta desafiaron abiertamente al Parlamento haciendo alarde de sus exitosas conversiones en un desfile de Navidad. Al Parlamento, dominado por los puritanos, no le hizo ninguna gracia y vieron a Olive como una “quintacolumnista”, tal vez incluso una espía de España, y la sospecha se extendió a su marido a pesar de que nunca se convirtió.

Probablemente la pintura fue hecha durante la época de su conversión. Van Dyck pintó varios retratos de Olive, sola y con su marido.

Cuando los Porter huyeron de Inglaterra, es probable que se llevaran con ellos la pintura acabando así en Francia, donde la vendieron. Doscientos años más tarde, John Bowes compró la pintura junto con otro cuadro atribuido a Van Dyck, y finalmente terminó en el almacén del museo a la espera de ser encontrado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...