En 2010 se cumplieron 200 años de la Revolución de Mayo, inicio del proceso independentista

Argentina conmemoró el año pasado su bicentenario: el 25 de mayo de 1810 tuvo lugar la Revolución de Mayo, acontecimiento que sentó las bases para la posterior independencia de la Corona Española.

El 2010, también fue para la República Argentina un año especial: a igual modo que su vecino país de Uruguay, celebró el Bicentenario de la Revolución de Mayo, el primer paso para lo que luego fue su independencia de la Corona Española.

Cornelio Saavedra fue el presidente de la Primera Junta de 1810

El 25 de mayo de 1810, los criollos argentinos protagonizaron la Revolución de Mayo, que derivó en la instauración del primer gobierno patrio, la Primera Junta, suceso que dio inicio a una nueva etapa, totalmente distinta a la conocida hasta el momento y cuyos aires de cambio se expandieron a otros puntos del Virreinato del Río de La Plata (que se extendía más allá de las fronteras de la actual Argentina, y ocupaba Uruguay, parte de Bolivia, Chile, Brasil y Paraguay).

La caída de la monarquía española y la invasión de Napoleón en territorio español fueron dos sucesos determinantes que tuvieron gran eco en las “nuevas” tierras de América, ya que impulsaron a los pobladores más independentistas a iniciar contiendas y acciones para reclamar un “poder” que les pertenecía por derecho propio.

El poder debía retornar al pueblo, ya que éste lo había delegado al Rey, quien no estaba más en su trono, por ende, debía volver a su punto de origen. Fue ésta la premisa ideológica que inspiró entonces a muchos a hacer la histórica “Revolución de Mayo”.

Casa de Tucumán, año 1868. Lugar donde se proclamó la Independencia Argentina, el 9 de julio de 1816

Tras este primer paso, con el tiempo fue naciendo en la región la idea de República, es decir, un sistema de gobierno en el que un monarca no tiene el poder, sino que es la misma voluntad del pueblo la que designa sus representantes.

Sin embargo, debieron pasar algunos años, acontecimientos, luchas y pujas para que, finalmente, Argentina adquiriera su independencia: el 9 de julio de 1816, un congreso de diputados de las distintas regiones, reunidos en San Miguel de Tucumán, declararon la independencia de las Provincias Unidas de Sud América.

En 1853, con cruentas guerras civiles intestinas, la Confederación Argentina (sin la presencia de la provincia de Buenos Aires, en desacuerdo y cuyas pretensiones era mantenerse al margen de la unificación) dictó la primera Constitución Nacional.

Finalmente, tras la mentada “Batalla de Pavón”, se unificó el país, y el entonces vencedor de esta guerra que puso fin a casi medio siglo de contiendas internas, Bartolomé Mitre, fue designado primer presidente de la República Argentina, en 1862.

Más información e imágenes Bicentenario.argentina.ar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...