El sudor inglés

El sudor inglés fue una misteriosa enfermedad que azotó Inglaterra entre 1490 y 1550 aproximadamente, provocando la muerte repentina de muchas personas. A día de hoy, se desconocen las causas de la misma, o de qué se trató en realidad.

Portada del estudio sobre el sudor inglés de Euricius Cordus en 1529.

El sudor inglés fue una de las enfermedades más misteriosas del planeta y a día de hoy no se sabe qué la causaba, qué era, ni cómo se eliminaba. Sólo sabemos que aparecía, moría gente, y luego se iba tan silenciosamente como había llegado.

Esta enfermedad apareció en Inglaterra en el entorno al año 1490, y se extendió hasta casi mediados de 1500, en forma frecuente más no lineal, es decir que surgían brotes cada cierto tiempo y luego desaparecía, no regresando más desde la última aparición en pleno siglo XVI.

Su nombre se da por cómo la mencionaron en la época “sweating sickness”, enfermedad del sudor, síntoma primero que solía aparecer en los infectados, aunque se acompañaba hemorragias nasales, escalofríos, dolor de cabeza, mareos, mucho miedo. De allí se pasaba a un estado de agotamiento y finalmente, llegaba la muerte.


Claro, un hecho a destacar es que el paciente moría entre cuatro y doce horas después que aparecía el primer síntoma, con lo que fue una enfermedad fulminante y totalmente nueva para el mundo, que aún estaba intentando sobrellevar la peste.

Si bien se inicia en Inglaterra, no tardó en extenderse por los países nórdicos, Suiza y los Países Bajos entre otros, causando pánico en la sociedad al no tener ninguna idea de qué podía tratarse. Hoy en día se estipula que se debía a la falta de higiene, e incluso a fiebres provocadas por piojos y pulgas. Incluso se ha pensado en el Hantavirus, sin embargo, nada es seguro.

La sociedad inglesa padeció entre los siglos XVi y XVI una de las enfermedades más misteriosas

Sólo se sabe que terminó con la vida de muchas personas y, algo que también era novedoso en la época, de todas las clases sociales, con lo que muchas teorías se caían de base al no poder encontrar un sitio único de donde pudo haber surgido. Esto es lo que hizo que sea una de las enfermedades más estudiadas, el intentar encontrar un nexo, un punto en común, pero no existe.

El sudor inglés es uno de los grandes misterios de la medicina y que se supone, jamás se podrá comprender en su totalidad.

Imagen Portada: Dominio público
Imagen cementerio inglés: Alex Castellá en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...