El significado de la Semana Santa

Aunque la tradición de regalar huevos fue reanudada por el cristianismo, el huevo es una tradición pagana. Algunas fuentes hablan de que los persas ya se regalaban huevos hace 5.000 años. La tradición fuer perpetuada por los romanos, para todas las culturas paganas, el huevo es el signo de la vida, la fecundidad y el renacimiento. El huevo de Pascua se convirtió en símbolo de la resurrección. Señala también el final de las privaciones impuestas por la Cuaresma.

Los primeros huevos pintados aparecen en el siglo XII en Europa. Desde entonces se pintan en rojo para simbolizar la sangre de Cristo y se adornan con dibujos. Durante el Renacimiento, los huevos de gallina son sustituidos por huevos de oro en los palacios reales. Decorados de metales preciosos, pedrerías y pinturas de artistas célebres, estos objetos conocen su apogeo en Rusia, con los huevos diseñados por el joyero Peter Carl Fabergé (1846-1920).

sorbische_ostereier.jpg
Foto: Arikah

El huevo de chocolate es muy reciente. Nace a final del siglo XIX, gracias al progreso del refinamiento de la pasta de cacao calentada a 50ºC y a la puesta a punto de los primeros moldes en plata, cobre o hierro galvanizado.

En el siglo VII, la Iglesia prohíbe hacer sonar las campanas entre el Jueves Santo y el Domingo de Pascua en señal de luto, para conmemorar el tiempo pasado entre la muerte del Cristo y su resurrección. De allí nace una leyenda popular que dice que las campanas viajarían entonces a Roma por medio del aire, para no volver hasta pascua, cargadas de huevos que distribuyen en su regreso a la iglesia. En los países germánicos y anglosajones, son las liebres de Pascua las que aportan los huevos. Son el símbolo de la fecundidad, la diosa que da su nombre para los ingleses y alemanes: Eastern y Ostern. Pan ácimo, vino, cordero… Los ritos cristianos se inspiran en la Pascua judía, ella misma que encuentra sus raíces en antigüedades tradiciones paganas.


En los evangelios, en la Última Cena, Jesús santifica el pan y el vino, que presenta como su “cuerpo” y su “sangre”. Pide entonces a sus discípulos que perpetúen este rito en su memoria, este último permitiendo el perdón de pecados. Para los cristianos, la Eucaristía es la conmemoración de esta comida, y también la del sacrificio de Jesús, que adquiere de esta manera el pecado original de los hombres. Los católicos creen en la presencia real de Jesús en el pan ácimo y el vino bendecidos en la misa. Es el misterio del transustanciación. Por el contrario, los protestantes sólo ven en la eucaristía un rito simbólico.

ultima-cena-da-vinci.jpg

La influencia de las tradiciones judías sobre la eucaristía es manifiesta: la noche de la Pascua, los judíos celebran en efecto el “Sédèr”, la comida pascual. Sobre la mesa, figuran 7 ponen simbólicos, entre que hierbas amargas para recordar los sufrimientos del pueblo hebreo antes de su liberación, y también del pan ácimo. Este pan sin levadura se consume en memoria de la fuga de Egipto durante la cual los hebreos no pudieron utilizar levadura en el pan. Durante 7 días antes y después de la Pascua, el pan con levadora está prohibido y se sustituye por el “matzoth”, una especie de galletas de pan ácimo. Sobre la mesa se deja un lugar y un vaso de vino reservado al profeta Elías, cuyo regreso se espera.

Comer el cordero pascual es una tradición que se encuentra en muchos países. Para los cristianos, el cordero hace referencia a Cristo, “el cordero de Dios” que ofrece su vida en sacrificio y que conduce a la manada de las ovejas de Dios. Pero en la Biblia, el sacrificio del cordero también se encarga a los hebreos antes de la travesía por el Mar Rojo. Con la sangre de este cordero marcan su casa, de manera que quedan inmunes ante la décima plaga de Egipto, la muerte de los recién nacidos. El cordero y la oveja siempre han representado la pureza, la inocencia, la justicia. Antes, se decía incluso que el diablo podía tomar la forma de cualquier animal a excepción de la oveja.

¿Sabes por qué el día de Pascua cambia todos los años según el país? Durante mucho tiempo, los cristianos celebraron la Semana Santa al mismo tiempo que la Pascua judía, que podía caer tanto un domingo como un lunes o un sábado. La Pascua judía se sobre el calendario lunar (el mes comienza con la luna nueva) y cae el 14 Nissan, el primer mes del año, a caballo entre marzo y abril.

Pero en el año 325, el concilio ecuménico de Nicea decide que la Pascua debe celebrarse un domingo, día de la resurrección de Jesús. Establece para ello un cálculo científico que recibe el nombre de “Comput”. El día de Pascua se fija el primer domingo después de la luna llena que sigue el primer día de la primavera… Como la Ascensión o Pentecostés, la Pascua es una fiesta móvil que se celebra entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Otra diferencia: Para los ortodoxos que utilizan el calendario juliano y no el calendario gregoriano, la primavera llega el 3 de abril y no el 20 o el 21 de marzo. Cada año, la Pascua ortodoxo se celebra algunos días más tarde.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...