El protestantismo y el auge del sentimiento anti-español

Ya hemos comenzado a postear sobre uno de los orígenes de la leyenda negra española. Hoy veremos algunas causas más dadas en pleno Renacimiento, relacionadas más bien con el movimiento protestante iniciado por Lutero.

Carlos V

Carlos V

Mencionamos anteriormente que la leyenda negra española comienza en Italia que si bien desde el siglo XIII se apreciaba la enemistad, la llegada al Papado de Alejandro VI fue en parte determinante para que ese sentimiento anti-español creciera cada vez más.

Estas fechas son consideradas fundamentales en la leyenda negra pues se dan muchos sucesos importantes para determinar ese sentimiento exagerado. A lo acontecido en la Santa Sede, debemos sumarle el surgimiento de Lutero y la consecuente crisis de la Iglesia Católica, como también los movimientos inquisitoriales tanto en España como en sus colonias americanas.

Estos últimos dos acontecimientos están sumamente entrelazados pues si existió un territorio totalmente fiel al Papa fue éste, y a medida que las personas se desencantaban con la Iglesia, también lo hacían con España (como con Italia y Francia), principalmente en los territorios germanos donde Lutero predicó con más fuerza y con gran sentimiento nacionalista.


El sentimiento mencionado era contra lo latino, lo romántico por decirle de otro modo, y por ello debemos incluir los tres países (e incluso Portugal para dejarle bien concreto), más cuando éstos estaban fuertemente identificados con el Papa, catalogándoles como inmorales.

A esto le debemos sumar su intolerancia para con el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V, siendo a su vez el Rey de España bajo el nombre de Carlos I. Éste defendía el catolicismo en las tierras germanas, al tiempo que se formaba en el territorio la Liga de Esmalcalda, creada por los principales príncipes protestantes.

Documento de la Paz de Augsburgo

El enfrentamiento entre católicos y protestantes en esta región finalizó en la Batalla de Mühlberg disputada el 24 de abril de 1457, pese a que la “guerra” como tal culminaría recién en 1555, con la famosa Paz de Augsburgo.

Todos estos acontecimientos llevaron a agudizar la intolerancia hacia España, acusándola, por su relación con la Iglesia Católica, de cientos de formas diferentes, muchas de ellas totalmente injustificadas cuando no exageradas. La influencia que poseían las religiones en ese momento, como así el poder de algunos autores, ayudaron a fomentar este sentimiento, al tiempo que muchos tergiversaron datos para mostrarla al mundo más cruel de lo que realmente fue.

El caso más concreto es el mencionado con Torquemada, pero podemos encontrar decenas de casos en la historia de España, como así miles en todo el mundo, de personajes cuyo concepto que tenemos no es el real o al menos, no en su justa medida.

Imagen Carlos V: Dolphingirl en Wikipedia
Imagen Paz de Augsburgo: Michail en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...