El papel de la ciencia en los monstruos mitológicos

Conocimiento de que monstruos gigantescos una vez existieron, funde la especulación de que puede que sigan aun viviendo y los avances tecnológicos ayudan a corroborarlo.

Generalmente, el avance de la ciencia hace que se caigan ciertos mitos. Así resultó que el sol no era realmente Apolo en su caballo cabalgando por el cielo, pero fue realmente a partir del siglo XIX que la paleontología se empezó a consagrarse, y cuando la existencia de los dinosaurios prehistóricos llegó al conocimiento colectivo cuando tiempo atrás se pensaba que eran monstruos.

El Kraken, uno de los críptidos más conocidos

Conocimiento de que monstruos gigantescos una vez existieron funde la especulación de que puede que sigan aun viviendo. Mientras que la gran cantidad de especies terrestres ya ha sido estudiada (en su gran mayoría), los mares y océanos están inexplorados. Realmente solo se ha estudiado la superficie.

Por supuesto que es necesario ir rellenado todos aquellos blancos de la historia de la naturaleza, pero con tanto conocimiento aún por descubrir, la inexistencia de grandes criaturas en alguna parte del planeta aún es posible.

Hoy en día, no solo con mejores herramientas sino que también con tecnología de grabación en vídeo, los humanos estamos más preparados que nunca para confirmar o disipar las especulaciones sobre los monstruos mitológicos.

La tecnología y el conocimiento aportan, indudablemente, un efecto soberano y así la gran mayoría de los monstruos “vistos” han sido reducidos a la malinterpretación y equivocación, pero en ciertas ocasiones la ciencia aporta confirmaciones y cuando se trata de un malentendido se torna simplemente a una exageración. Sin embargo, esto puede ser olvidado para dejar en nuestras mentes ciertas preguntas que nos hagan volar nuestra imaginación.

Kraken.
Verdaderamente, uno de los monstruos más conocidos es el Kraken, el cual se cree esencialmente que es un pulpo de tamaño colosal que aterroriza a barcos alejados de la costa en Islandia y Noruega.

Con tentáculos que podrían alcanzar los mástiles más elevados y hundir el barco bajo el mar para siempre, algunos fareros han especulado también con el grosor y la longitud del monstruo diciendo que podría alcanzar una milla.

Sabemos que eso es claramente producto de sus imaginaciones y exageraciones, incluso la ballena azul es el mayor animal conocido y alcanza los 110 pies de largo.

Fuente: historicalmysterywriter
Imagen: Mgiganteus en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...