El Museo Metropolitano de Arte compra “El sacrificio de Políxena”

El Museo Metropolitano de Arte ha comprado en una subasta El sacrificio de Políxena, la pintura de Charles Le Brun de 1647 que se descubrió en la Suite Coco Chanel en el Hotel Ritz de París durante las renovaciones del año pasado.

pintura el sacrificio de polixena

El cuadro ha sido comprado por 1.885.194 de dólares, tres veces más que la estimación más alta y un nuevo récord mundial para una pintura de Le Brun.

Son muy pocos los museos que disponen de un presupuesto de adquisición tan alto como para mantenerse en la subasta cuando los precios llegan a ese nivel, así que es una gran noticia para el público que el Museo Metropolitano de Arte se halla hecho con esta pieza.

Oliver Lefeuvre, Principal Especialista del Departamento de Pinturas Antiguas de la Casa de Subastas Christie, explicó que “El sacrificio de Políxena, de Charles Le Brun, es sin duda una de las obras más importantes del artista que ha aparecido en el mercado en los últimos años. Se trata de una gran obra de un artista que no está muy bien representado en el extranjero y no me sorprende que una institución de tanto prestigio como el Museo Metropolitano de Arte, que cuenta con una colección de pintura francesa del siglo XVII enorme, la haya adquirido”.

Con esta adquisición, sin duda la colección del museo mejorará. Antes de la subasta, el Museo Metropolitano de Arte no era dueño de una sola pintura de Charles Le Brun. Hay algunos bocetos en pluma, tinta y tiza de le Brun en su colección, pero no se exhibe ninguno de ellos. Sí cuentan con seis de Nicolas Poussin, el primer pintor del rey Luis XIII, que incluye el espectacular Rapto de las Sabinas, una de las dos pinturas sobre el tema realizadas por el maestro.

Ahora que el museo ha rellenado esa laguna con una de las pinturas más importantes de Le Brun de su viaje de cuatro años a Roma con Poussin, la institución no piensa perder el tiempo en exhibir la pintura al público. La galería de pinturas francesas del siglo XVII está cerrada por obras, pero el Le Brun colgará con orgullo al lado de los Poussins cuando vuelva a abrir a finales de mayo.

El dueño del Ritz, Mohamed Al Fayed, donará las ganancias de la venta a la Fundación Caritativa Internacional Dodi Fayed, la organización que creó en memoria de su hijo, que murió en el mismo accidente de tráfico en el que falleció la Princesa Diana. La fundación se dedica a apoyar a los niños con enfermedades potencialmente mortales y a los que viven en extrema pobreza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...