El efecto 2000

¿Os acordáis del Efecto 2000? Era cuando nos decían que al llegar a ese año, todos los sistemas informáticos colapsarían, por lo que se hacía necesaria una actualización urgente de todos ellos.

¿Os acordáis de hace más de 11 años, cuándo los medios nos advertían del temible “Efecto 2000“? Este efecto también es conocido con las siglas “Y2K” (Year 2000, pues k es una abreviatura de kilo, de 1000). Nos anunciaban que todos los sistemas informáticos se colapsarían porque muchos de ellos sólo tenían capacidad para almacenar en la fecha los dos últimos dígitos, impidiendo que se pudiera ver el año completo y, por tanto, determinar en qué siglo cae esa fecha.

"Efecto 2000", todos los sistemas informáticos se caerían en esa fecha

Pese a que esa simplificación de la fecha no era importante, cuando se acercaba el fin del milenio las alarmas se dispararon. Los expertos señalaban que los sistemas tendrían que hacer malabarismos o encontrar un sistema que les permitiera distinguir entre los datos que pertenecían a siglos diferentes para así evitar fallos múltiples.

Básicamente, el problema era que si las fechas eran datadas, para simplificar como “97, 98, 99, 00″, entonces cuando llegase a la cuenta final del 00 -que correspondería con el año 2000- se reiniciarían los sistemas. La única solución planteada era la necesidad de actualizar todos los sistemas informáticos para lo cual se invirtieron grandes sumas de dinero.

Pero, pese a lo que pueda pensar, esto no sólo afectaba las computadores u ordenadores, sino, por ejemplo, también a las tarjetas de crédito. Éstas tienen una fecha de caducidad pero si ésta es del 2003, al pasarlo por la terminal detectará que 03 -la fecha abreviada- es menor que 99 (el último año del período antes de producirse el “Efecto 2000″), por lo que el resultado sería que la tarjeta estaría caducada ante los ojos de la máquina pese a que no lo estuviera en la realidad.

Tal y como estábamos rodeados de tecnología en esa época, aunque no a un nivel tan avanzado como el actual, cualquier fallo de este tipo hubiera supuesto una reacción en cadena. Imagínese que, como sucedió en un capítulo de Los Simpsons, cualquier aparato electrónico se rebelara contra ti o que los aviones empezarán a caer desde el cielo. Quizás algunos hubieran pensado que era el Día del Juicio Final, aunque sólo hubiera sido por un momento, hasta que los acontecimientos se hubieran normalizado de nuevo.

Sin embargo, afortunadamente todo salió bien aunque el número de fallos informáticos que se produjeron cuando el reloj dio la vuelta en el 2000, sigue siendo objeto de controversia. Hay algunas evidencias de que se produjo, al menos en esa fecha, una serie de fallos bancarios relacionados debido al Y2K que sugieren que el problema se pudo haber extendido más de lo que se informó en su momento.

Por el contrario, las grandes sumas de dinero dedicadas a preparar los sistemas informáticos para el Y2K pueden levantar sospechas sobre si realmente no se produjo el temido fallo debido a que, efectivamente, se habían actualizado los equipos o si era una evidencia de que se había podido exagerar sobre lo que podría pasar.

Imagen: Museo8bits en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...