El Duende del Retiro

Madrid esconde decenas de misterios y uno de ellos es “El Duende del Retiro”, un ser que al parecer, cambiaba las flores de los caminos cada vez que el Rey Felipe V daba un paseo por el lugar.

Todas las ciudades del mundo, sobre todo las más importantes, tienen alguna historia para contar, misterios a develar o simplemente, mitos y leyendas que han perdurado en el tiempo y si bien no sabremos si fueron verdad, tampoco tenemos cómo decir que no son hechos reales por el mismo motivo, falta de pruebas.

Los caminos del Buen Retiro presentaban flores diferentes cada vez que el Rey daba un paseo

Los caminos del Buen Retiro presentaban flores diferentes cada vez que el Rey daba un paseo

Madrid es un claro ejemplo de ciudad donde suceden cosas extrañas y hay varios puntos que merecen una visita especial por lo que podemos llegar a encontrar. Uno de esos sitios es el muy bonito Jardín del Retiro, un lugar a conocer en caso de estar en la capital por su historia y paisaje que en perfecta armonía con su entorno, se nos presenta como uno de los más tranquilos para dar un paseo inolvidable.

De todos modos la intención de hablar de este sitio es por algo que he leído en el Blog Madrid Oculto, como siempre una fuente muy confiable de misterios y que reconozco no recordaba pese a que alguna vez me lo habían comentado. En realidad allí tratan varios misterios del lugar con fotografías incluidas, pero voy a basarme exclusivamente en “El Duende del Retiro“.

Felipe V, amante de los paseos por el Jardín del Retiro

Felipe V, amante de los paseos por el Jardín del Retiro

Cuando Felipe V asume el trono en el siglo XVIII, eran reconocidos sus paseos por estos jardines, un sitio que al parecer le era muy confortable. Y no es para menos cuando cada vez que acudía a dar su recorrido, las flores que acompañaban el camino eran totalmente diferentes.

Esto llamaba poderosamente la atención a los jardineros del lugar pues ellos no las estaban plantando así que era casi imposible que a cada paseo del Rey, las flores fuesen diferentes. Pero se ha comentado y ha permanecido entre las leyendas hoy en día, que era frecuente ver un ser pequeño con rostro grotesco y cada vez que se hacía visible para los demás, las flores cambiaban.

Claro que cada vez que trataban de atraparle, desaparecía misteriosamente entre la maleza y jamás pudo ser capturado. Fueron, al parecer, los jardineros quienes le pusieron como apodo “El Duende del Retiro” siendo el responsable de los cambios en las flores para deleite de Felipe V cada vez que acudía al Parque.

Imagen Jardín: Xauxa en Wikimedia
Imagen Felipe V: Keegan en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...