El David de Miguel Ángel

“El David” no sólo es una de las más grandes creaciones de Miguel Ángel, sino también una de las más importantes obras de arte del mundo. Conozcamos un poco más su historia y sus características.

"El David", de Miguel Ángel

Si viajáis a Italia, no podéis perderos la Galería de la Academia de Florencia. Allí se encuentra una de las esculturas más conocidas del mundo: El David de Miguel Ángel.

Se trata de una de las obras maestras del Renacimiento según la mayoría de los historiadores ideada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504 por encargo de la Opera del Duomo de la Catedral de Santa María del Fiore de Florencia. En 1501, los capataces de la Opera del Duomo plantearon la construcción de doce grandes esculturas de personajes del Antiguo Testamento que se colocarían sobre los contrafuertes externos al ábside de Santa María del Fiore.

Después de trasladar un gran bloque de mármol desde la cantera de Fantiscritti, en Carrara, hasta Florencia, y tras varios intentos de escultores por esculpir la pieza sin mucho éxito, las autoridades de la Opera del Duomo decidieron buscar un escultor que terminara el trabajo. Habían pasado veinticinco años desde que el último escultor, Antonio Rossellino, había intentado esculpir la pieza, quedando ésta abandonada hasta que se encargó el trabajo a Miguel Ángel.

Tras varios años de trabajo, el resultado fue una escultura de mármol de 4,1 metros que fue ubicada en la Piazza della Signoria y descubierta al público en septiembre de 1504.

Miguel Ángel diseñó esta obra de tal forma que se pudiera ver desde todos los puntos de vista y no usando la técnica habitual de la época que sólo permitía ver las esculturas de frente.

Una de las diferencias que presenta con otras representaciones del personaje de David es que en ningún momento aparece Goliat vencido, sino que el propio David aparece en tensión y preparado para la lucha, pues su cuerpo está girado con un ligero contrapposto: la pierna izquierda se adelanta a la derecha, el brazo izquierdo se eleva y se curva hasta que la mano casi toca el hombro. Su mirada, con el ceño fruncido, muestra la tensión del momento al igual que lo hacen las aletas tan abiertas de la nariz.

El David ha sufrido numerosas incidencias desde que fue creado. La escultura ha estado expuesta a las condiciones meteorológicas hasta que fue trasladada a su ubicación actual, pero también, ha sufrido ataques por parte de la población, desde las revueltas populares en tiempos de los Médici hasta el ataque, en 1991, de un hombre que destruyó un dedo del pie izquierdo de David golpeándolo con un martillo. Es por eso que ahora la obra está protegida con una estructura de cristal blindado.

Aún así y, gracias a los trabajos de restauración, podemos ver a un atlético David en buen estado tras haber pasado 500 años desde su creación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...