¿Cuál fue la primera película sonora?

Hasta 1927 el cine fue mudo

el cantante de jazz

Desde que el 28 de diciembre de 1895 los hermanos Lumière proyectaron públicamente la salida de obreros de una fábrica  francesa en París, hasta nuestros días, ha llovido muchísimo. ¿Quién les iba a decir a estos pioneros que sus rudimentarios métodos serían substituidos por potentes ordenadores?

Pero para que todo esto haya sido posible, se ha tenido que pasar por innumerables procesos. Para empezar, en sus inicios el cine era mudo. Algo impensable hoy en día, más teniendo en cuenta que la música es un elemento indispensable y decisivo para acompañar las imágenes. Si la escena de la ducha de Psicosis– interpretada por una magnífica Janet Leigh- no contase con aquel sonido tan aterrador, nadie dudará que perdería muchísimo.

Es por ello que la primera película sonora fue absolutamente decisiva en la historia del cine. Por más o menos buena que parezca, supuso un giro de 180 grados para el séptimo arte. Tal honor se lo debemos a “El cantor de Jazz”, de 1927, dirigida por Alan Crosland, producida por la Warner Bross, y con guión de Alfred A. Cohn y Jack Jarmuth, quienes ganaron un Oscar honorífico por su trabajo pionero en el cine sonoro.

El filme está protagonizado por Al Jolson, uno de los vocalistas más populares de su tiempo. Pese a que el largometraje cuenta con pocos diálogos y la mayoría son interpretaciones musicales, el uso del sonido introdujo cambios innovadores en la industria y revolucionó Hollywood como ninguna película lo había hecho con anterioridad.

“El cantante de jazz” cuenta con un argumento bastante sencillo, en el que un joven judío apasionado por el jazz intenta cumplir sus sueños dentro de la música pese a que el deseo de su padre es otro muy distinto. Como no es apoyado por su familia, termina  escapando de casa, a donde vuelve, años después, habiendo cosechado un prolífico éxito como cantante. Pero ni aún así su padre, que se encuentra gravemente enfermo, le apoya, y se ve obligado a escoger entre su carrera profesional y su familia.

Con esta temática, representa además, otra gran revolución en el cine producido hasta entonces. En palabras del experto en ciencias políticas Michael Rogin, “la película puede considerarse el típico ejemplo de la transformación judía en la sociedad estadounidense: la asimilación racial en la Norteamérica blanca, la conversión religiosa a un dogma espiritual menos estricto, y la integración empresarial en la industria cinematográfica estadounidense durante el advenimiento del sonoro”.

Foto: autohistorian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...