Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial

Destrucción de homrbes, destrucción de ciudades. Esa es la definición más exacta que podemos hacer sobre las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, la más cruenta de toda la historia que dejara un saldo de más de 60 millones de víctimas humanas, además de un continente prácticamente inutilizable.

Ya hablamos de sus causas, por lo que es casi obligatorio mencionar ahora las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, una pregunta muy frecuente en casi todas las pruebas que debamos dar en historia, sin importar el grado en el que nos encontremos. Y la primera consecuencia que se me viene a la mente es destrucción de hombres y destrucción de ciudades. En esa frase queda resumido el saldo de esta cruel guerra.

Las consecuencias las debemos separar en tres aspectos para un mejor análisis, territoriales, demográficas y económicas. De aquí saldrá un saldo de destrucción nunca antes visto en la historia y que esperemos no se vuelva a repetir jamás, por el propio bien de la humanidad, aunque lamentablemente la historia demuestra que al hombre le encanta destruir y destruirse.

Victimas de Nordhausen, campo de concentración. Foto: Petrusbarbygere en Wikipedia

Y para comenzar con las mismas debemos mencionar en dónde se realizaron los debates. Recordemos que luego de la Primera Guerra Mundial surgió el Tratado de Versalles. Pues en este caso los debates se llevarán a cabo en Teherán (diciembre de 1943), Yalta (febrero de 1945) y Potsdam, ya sin Roosevelt fallecido meses antes en el verano de 1945.

Ya adentrándonos en las mismas consecuencias, debemos citar las repercusiones territoriales donde Europa los cambios son casi escasos y muy pequeños, como la devolución de Rodas a Grecia, o la recuperación de Transilvania a manos de Rumania, pese a haber perdido ésta Besarabia con la U.R.S.S.. Japón si se ve muy mermado y reducido a lo que es en la actualidad, cuando antes era un verdadero imperio asiático. Además de ello era administrado directamente por el ejército de ocupación liderado por Mac Arthur.


Si quien padece grandes y profundos cambios es Alemania, que a diferencia de la Primera Guerra, queda completamente dividida en cuatro zonas administradas cada una de ellas por Francia, Inglaterra, Estados Unidos y la U.R.S.S.. Esto traerá consecuencias casi inmediatas no sólo para el país, sino para el mundo entero cuando comiencen a jugar un papel fundamental los modelos políticos.

Estos modelos quedarán manifestados con la división de las dos Alemanias, una afín a Estados Unidos y la otra a la U.R.S.S. siendo separadas por el famoso Muro de Berlín y que daría comienzo a la llamada Guerra Fría, duradera hasta la puesta en marcha de la apertura de mercado de la Unión Soviética, es decir en la famosa Perestroika de su presidente Gorbachov.

Pasando ya a las consecuencias demográficas, nos encontramos ante un panorama realmente desmotivante, con un cálculo global de más de 60 millones de muertos, muchos de ellos ciudadanos civiles, aunque hoy en día no son «muertes civiles» sino «daños colaterales» (patrañas del lenguaje político). Esto si era nuevo ya que en la Primera Guerra no fueron tantas las víctimas civiles, por lo que la conmoción fue mayor.

La peor parte la llevaría Rusia con más de 20 millones de pérdidas humanas, siendo Polonia otra gran perjudicada que sin siquiera querer formar parte de la misma perdió 6 millones de habitantes. En cambio, en el oeste de Europa las pérdidas son relativamente pocas, comparando a los de la U.R.S.S., como por ejemplo las 600.000 almas perdidas por los franceses. De aquí se desprende por qué los países de Europa del Este deseaban castigos mucho más severos hacia Alemania que los aliados de siempre.

Pero la peor parte aparece en 1945 cuando son descubiertos los campos de concentración nazis. Se calculan 6 millones de judíos muertos en ellos, una cifra alarmante no sólo por el número sino por el horror que significó el mismo causando conmoción en todo el mundo. Episodio realmente lamentable en la historia de la humanidad que lamentablemente se ha ido repitiendo a lo largo de los años (me refiero a la persecución y matanza inescrupulosa).

Saldo de guerra: destrucción total de ciudades. Foto: W.Wolny en Wikimedia

En cuanto a las consecuencias económicas, una vez finalizada la guerra se creó el organismo denominado U.N.R.R.A (United Nations Relief and Rehabilitation Administration), encargada de aliviar la situación principalmente de los países del Este, reintegrando prisioneros de guerra a sus hogares, reorganizando la recuperación agrícola e industrial como repartiendo alimentos.

Pero la situación era peor de la imaginada, dado que la economía estaba completamente paralizada a causa de los bombardeos. Por un lado los sistemas de transporte estaban completamente destruidos al ser blancos ideales en los bombardeos (puentes, vías, etc). Por otro, las propias bombas como las minas dejaron el territorio prácticamente inútil para las prácticas de agricultura por lo que fueron necesarias diversas ayudas extranjeras para solventar esta profunda crisis europea.

El principal prestamista fue, evidentemente, Estados Unidos, brindando ayuda económica que en definitiva permitió la reconstrucción del continente en un menor período de tiempo que el que se hubiese empleado sin la misma.

Churchill, Roosevelt y Stalin en Yalta. Foto: Greenshed en Wikipedia

Ahora a modo de anécdota…todos conocen ya la famosa fotografía de los «tres grandes«, donde aparecen Churchill, Roosevelt y Stalin en la Conferencia de Yalta (de todas formas aquí está publicada ya). ¿Nunca les ha llamado la atención nada de ella? ¿Los tres grandes? ¿Pues, y por qué Alemania se divide en cuatro? Exactamente…¿dónde está Francia?

La explicación de ello es simple. En ese momento el Presidente francés era Pétain, quien fue duramente acusado no sólo por los «tres grandes«, sino por el propio Charles De Gaulle como traidor por firmar un armisticio con los alemanes. Cediendo a las presiones del Führer, firma ese tratado generando desconfianza en los restantes países, y por ende no concurre a la Conferencia de Yalta, pese a reconocerse a Francia como aliada y victoriosa.

Esta vez si hemos finalizado con las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, que dejó un saldo negativo realmente impactante en la humanidad entera, mostrando esta vez hasta donde es capaz de llegar el hombre con la violencia, alcanzo niveles nunca antes imaginados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...